Hoy, San Isidro, patrón de los agricultores y fiesta en múltiples municipios de la geografía peninsular, patrón de una especie casi en peligro de extinción tras el abandono masivo que ha sufrido el campo en los últimos lustros.

Aspecto peligroso el que sucede ya que el sector primario se ve desabastecido de su principal componente: el humano. Si nos quedamos sin este sector…poco hay que hacer como país, salvo morir.

¿Volverán a existir verdaderos jóvenes agricultores más allá de los héroes ahora existentes? Ayudas han existido para ello pero no es la fórmula, creo, más adecuada. ¿Abandonarán de nuevo las ciudades aquellos que en su día emigraron a ellas para volver al cultivo originario? Sería interesante este reajuste entre población urbana y rural.

Generaciones que ahora se ocupan del campo ven peligrar la sucesión del mismo. El patrón debería hacer algo, entiéndase patrón desde el ámbito que se quiera.

¿Qué incentivos puede tener la vuelta al medio rural para los jóvenes agricultores? ¿Una vida más tranquila? Sí, pero ¿qué tal si empezáramos a valorar más a la materia prima y a pagarla cómo se merece y no dejar a los intermediarios especuladores que se lleven la mayor parte del pastel?

Creo que esto provocaría un mayor interés por parte de la población antiguamente rural en volver a sus orígenes. Necesitan un futuro, una previsión, un proyecto en qué creer. ¿Somos capaces de conseguir realizar reformas estructurales en este sentido?

Demasiadas preguntas…¿Quién tiene fuerzas para responderlas desde el punto de vista político, social, económico?

Igual es utópico.

Feliz San Isidro

Un saludo
…………………………..
The Show Must Go On (Queen)

Anuncios