Terminamos este mes de mayo con un conjunto heterogéneo de vinos disfrutados que podría comenzar con un soberbio Pedrouzos 2008 de la DO. Valdeorras. Un vino serio, profundo, graso, con materia para ver hacia dónde va pero que ya ofrece un disfrute instantáneo. Muy rico.

El Tinto Pesquera Gran Reserva 1991(DO Ribera del Duero) está un pelín marcado por la madera pero no es anodino y se bebe bastante bien. El asunto hace reflexionar por un estilo quizá abandonado hacia algo más mazacote pero…quien tuvo, retuvo.

Reconozco que no es mi estilo de vinos lo que muestra el prioratino Clos Erasmus 2008 pero dentro de esa opulencia y concentración el vino esconde carácter, personalidad y una tremenda largura (a veces, como es mi caso, hasta demasiada). Sin apasionarme, reconozco que el vino puede tener interés para los defensores de ese estilo.

Dentro de las burbujas tengo dos casos diferentes: un joven y fino Salon 1999 y un ya madurito Delamotte 1964. Igual para beber ahora está mucho más disfrutable el anciano que el bebé pero para eso hay que disfrutar con toques oxidativos en los champagnes y eso no le gusta a todo el mundo.

Rico pero no pletórico el Imperial Gran Reserva 1979 de la riojana CVNE y tremendamente maduro el Donnhoff Riesling Hermandshöhle GG 2006. Nos sorprendió a una mesa amplia la evolución del vino…

Muy bueno el Haart Piesporter Goldtrofchen Riesling Spätlese 2004 con invitaciones a que te quedes en el infierno. Me gusta esa declaración de intenciones que luego muestra su toque primario detrás. Con buen cargamento de sulfuroso aún, el vino no es apto para aquellos defensores de vinos “sin” con sus similitudes cocacolizadoras buscando el aburrimiento igualitario entre los diferentes descorches (que venga Pacalet a rebatirlo) pero no cabe duda que necesita tiempo de integración.

Creo que alguna vez he comentado que me gustan los Barolos bastante clásicos. Gente como Francesco Rinaldi y su Brunate 2003 pueden dar muestra de ello pese a ser un año posiblemente menor por la canícula que azotó a Europa. El vino es más accesible que en otras añadas pero muestra un perfil clásico de tierra, sangre, hongos acompañado de una boca algo más golosa de lo habitual pero no carente ni d epotencia ni de profundidad.

Seguiremos en junio siempre que nos dejen.

Un saludo

……………………..

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios