Que esta bodega-cooperativa es para mi una de las más importantes del mundo en cuanto al nivel de calidad de sus Barbarescos es algo que creo que ya he comentado aquí alguna que otra vez. Ya sea con sus embotellados parcelarios o con su regular Barbaresco o su Nebbiolo di Langhe el placer que suelen dar estos vinos me suele cautivar desde hace bastante tiempo.

La historia de su fundación y desarrollo es fascinante y quizá algún día la desarrollemos en el blog pero ahora me gustaría centrarme en varios vinos que he bebido en los últimos meses de su viñedo Paje.

Dentro de sus diferentes Crus, Paje quizá sea de sus adquisiciones más recientes ya que su primera añada fue 1982. Está considerado uno de los viñedos más fríos de la zona por lo que sus vinos suelen tener más acidez que la de sus vecinos (y así pareció en las diferentes botellas tomadas).

El 2005 ha sido el vino más joven de los tomados y estaba dominado por bastantes notas mentoladas, puntas de alcohol algo evidentes y una boca un tanto destructiva en cuanto a su acidez. Viendo el perfil de los vinos cuando envejecen y su buena elegancia, es posible que su juventud marque todavía demasiado al vino en ese aspecto deslabazado.

2004 estaba mucho más vivo que el cálido 2003. Es curioso que estos más golosos quizá ahora se disfruten más por su rápida evolución pero no cabe duda que dan un perfil un poco más engañoso frente a la elegancia, rusticidad y profundidad que suelen tener estos vinos.

El 2000 estaba delicioso, profundo, con ese toque ciertamente rústico y terroso de la zona, abundante fruta negra y un toque cárnico sutil. el 1996 seguía esa misma línea pero bastante más intenso y complejo. Curiosamente un aroma amplio a tabaco dominaba los momentos iniciales del vino, con flores secas y cerezas, y una boca amplia y muy bien integrada (igual el 2005 va por estos caminos con tiempo) daban forma a un conjunto delicioso. Un vinazo.

El 1990 me pareció más maduro pero igualmente maravilloso, y el 1988 ha sido el que más ligereza ha presentado y mostraba ya síntomas de agotamiento algo prematuros. No sé cómo habría sido la conservación de la botella.

No puedo nada más que decir…que no se los pierdan. Esta bodega merece siempre la pena a todos sus niveles.

Un saludo

………………………

The Show Must Go On (Queen)

 

Anuncios