Hace unas cuantas entregas nos preguntábamos en este espacio qué haría el IMW acerca del supuesto escándalo que uno de sus miembros (Pancho Campo MW) había originado en sus visitas a bodegas bajo fines no precisamente similares a los que pretende esta entidad en cuanto a la promoción y defensa de la cultura del vino.

El asunto es que el Sr. Campo ya no forma parte de ese IMW. Me da un poco igual si se ha ido él o si le han invitado a que se vaya pero no cabe duda que la imagen dada ha sido algo más que lamentable.

El oportunismo empresarial fue un arma de doble filo y la usó. Lo “siento” de veras por aquellas bodegas que confiaron en alguien que no había hecho nada para ser ese supuesto “Mesías” (parece que siempre necesitamos alguna figura de este tipo y es algo que me parece bochornoso) y más pena me dan todos aquellos chupatintas que rodeaban a este MW con vistas, supongo, a chupar del bote, a que les invitaran a eventos, catas y demás por la gorra, y un largo etc.

A este señor creo que el vino le importaba más bien poco y sus gentes, aún menos. De hecho ahora lo abandona casi en su totalidad para dedicarse a la promoción de eventos musicales y deportivos ¿Nuevo filón empresarial?

¿Qué será lo siguiente?

También hay hemerotecas para recordar.

¿Necesitamos de alguna figura única para la promoción externa del vino español? ¿Qué queremos vender? ¿Qué promocionamos? ¿Precio?

Camino sin rumbo…

Un saludo

……………….

The Show Must Go On (Queen)

 

 

 

Anuncios