mayo 2012


Terminamos este mes de mayo con un conjunto heterogéneo de vinos disfrutados que podría comenzar con un soberbio Pedrouzos 2008 de la DO. Valdeorras. Un vino serio, profundo, graso, con materia para ver hacia dónde va pero que ya ofrece un disfrute instantáneo. Muy rico.

El Tinto Pesquera Gran Reserva 1991(DO Ribera del Duero) está un pelín marcado por la madera pero no es anodino y se bebe bastante bien. El asunto hace reflexionar por un estilo quizá abandonado hacia algo más mazacote pero…quien tuvo, retuvo.

Reconozco que no es mi estilo de vinos lo que muestra el prioratino Clos Erasmus 2008 pero dentro de esa opulencia y concentración el vino esconde carácter, personalidad y una tremenda largura (a veces, como es mi caso, hasta demasiada). Sin apasionarme, reconozco que el vino puede tener interés para los defensores de ese estilo.

Dentro de las burbujas tengo dos casos diferentes: un joven y fino Salon 1999 y un ya madurito Delamotte 1964. Igual para beber ahora está mucho más disfrutable el anciano que el bebé pero para eso hay que disfrutar con toques oxidativos en los champagnes y eso no le gusta a todo el mundo.

Rico pero no pletórico el Imperial Gran Reserva 1979 de la riojana CVNE y tremendamente maduro el Donnhoff Riesling Hermandshöhle GG 2006. Nos sorprendió a una mesa amplia la evolución del vino…

Muy bueno el Haart Piesporter Goldtrofchen Riesling Spätlese 2004 con invitaciones a que te quedes en el infierno. Me gusta esa declaración de intenciones que luego muestra su toque primario detrás. Con buen cargamento de sulfuroso aún, el vino no es apto para aquellos defensores de vinos “sin” con sus similitudes cocacolizadoras buscando el aburrimiento igualitario entre los diferentes descorches (que venga Pacalet a rebatirlo) pero no cabe duda que necesita tiempo de integración.

Creo que alguna vez he comentado que me gustan los Barolos bastante clásicos. Gente como Francesco Rinaldi y su Brunate 2003 pueden dar muestra de ello pese a ser un año posiblemente menor por la canícula que azotó a Europa. El vino es más accesible que en otras añadas pero muestra un perfil clásico de tierra, sangre, hongos acompañado de una boca algo más golosa de lo habitual pero no carente ni d epotencia ni de profundidad.

Seguiremos en junio siempre que nos dejen.

Un saludo

……………………..

The Show Must Go On (Queen)

Que esta bodega-cooperativa es para mi una de las más importantes del mundo en cuanto al nivel de calidad de sus Barbarescos es algo que creo que ya he comentado aquí alguna que otra vez. Ya sea con sus embotellados parcelarios o con su regular Barbaresco o su Nebbiolo di Langhe el placer que suelen dar estos vinos me suele cautivar desde hace bastante tiempo.

La historia de su fundación y desarrollo es fascinante y quizá algún día la desarrollemos en el blog pero ahora me gustaría centrarme en varios vinos que he bebido en los últimos meses de su viñedo Paje.

Dentro de sus diferentes Crus, Paje quizá sea de sus adquisiciones más recientes ya que su primera añada fue 1982. Está considerado uno de los viñedos más fríos de la zona por lo que sus vinos suelen tener más acidez que la de sus vecinos (y así pareció en las diferentes botellas tomadas).

El 2005 ha sido el vino más joven de los tomados y estaba dominado por bastantes notas mentoladas, puntas de alcohol algo evidentes y una boca un tanto destructiva en cuanto a su acidez. Viendo el perfil de los vinos cuando envejecen y su buena elegancia, es posible que su juventud marque todavía demasiado al vino en ese aspecto deslabazado.

2004 estaba mucho más vivo que el cálido 2003. Es curioso que estos más golosos quizá ahora se disfruten más por su rápida evolución pero no cabe duda que dan un perfil un poco más engañoso frente a la elegancia, rusticidad y profundidad que suelen tener estos vinos.

El 2000 estaba delicioso, profundo, con ese toque ciertamente rústico y terroso de la zona, abundante fruta negra y un toque cárnico sutil. el 1996 seguía esa misma línea pero bastante más intenso y complejo. Curiosamente un aroma amplio a tabaco dominaba los momentos iniciales del vino, con flores secas y cerezas, y una boca amplia y muy bien integrada (igual el 2005 va por estos caminos con tiempo) daban forma a un conjunto delicioso. Un vinazo.

El 1990 me pareció más maduro pero igualmente maravilloso, y el 1988 ha sido el que más ligereza ha presentado y mostraba ya síntomas de agotamiento algo prematuros. No sé cómo habría sido la conservación de la botella.

No puedo nada más que decir…que no se los pierdan. Esta bodega merece siempre la pena a todos sus niveles.

Un saludo

………………………

The Show Must Go On (Queen)

 

Existe un debate en el seno de la UE acerca del mantenimiento o no de los derechos de plantación en el viñedo.

Me parece interesante esta propuesta defendiendo su no abolición:

http://www.agrodigital.com/Documentos/copaderechos.pdf

Actualmente ya hay 16 países que se han adherido a la defensa del mantenimiento de estos derechos para cualquier tipo de vino en estos momentos donde la regulación de la superficie tiene un carácter vital: Francia, España, Italia, Portugal, Alemania, Chipre, Luxemburgo, Austria, Hungría, Rumanía, República Checa, Grecia, Eslovaquia, Eslovenia, Finlancia y Bulgaria.

Veremos qué sucede finalmente pero todo apunta al mantenimiento de esta regulación.

Un saludo

………………..

The Show Must Go On (Queen)

Hace unas cuantas entregas nos preguntábamos en este espacio qué haría el IMW acerca del supuesto escándalo que uno de sus miembros (Pancho Campo MW) había originado en sus visitas a bodegas bajo fines no precisamente similares a los que pretende esta entidad en cuanto a la promoción y defensa de la cultura del vino.

El asunto es que el Sr. Campo ya no forma parte de ese IMW. Me da un poco igual si se ha ido él o si le han invitado a que se vaya pero no cabe duda que la imagen dada ha sido algo más que lamentable.

El oportunismo empresarial fue un arma de doble filo y la usó. Lo “siento” de veras por aquellas bodegas que confiaron en alguien que no había hecho nada para ser ese supuesto “Mesías” (parece que siempre necesitamos alguna figura de este tipo y es algo que me parece bochornoso) y más pena me dan todos aquellos chupatintas que rodeaban a este MW con vistas, supongo, a chupar del bote, a que les invitaran a eventos, catas y demás por la gorra, y un largo etc.

A este señor creo que el vino le importaba más bien poco y sus gentes, aún menos. De hecho ahora lo abandona casi en su totalidad para dedicarse a la promoción de eventos musicales y deportivos ¿Nuevo filón empresarial?

¿Qué será lo siguiente?

También hay hemerotecas para recordar.

¿Necesitamos de alguna figura única para la promoción externa del vino español? ¿Qué queremos vender? ¿Qué promocionamos? ¿Precio?

Camino sin rumbo…

Un saludo

……………….

The Show Must Go On (Queen)