Creo que la gente está encantada con las catas en primicia de los Burdeos de esta añada. Lo celebramos. Supongo que habrá grano y paja, como siempre.

No sé cómo habrán ido las dos orillas pero seguro que pronto hay multitud de folios que nos lo explican con detalle y la hora del sesgo llegará. Luego vendrá el momento del sacacorchos en cada caso y la sorpresa puede ser mayúscula o minúscula.

Pero ahora toca lo gordo ¿Precios?

Leía en Decanter que ese tema le preocupa mucho al que ha sido el principal mercado del vino bordelés fuera de Francia históricamente: Reino Unido

Parece ser también que va a existir una bajada de precios generalizada según las diferentes opiniones vertidas pero veremos qué pasa a la hora de la verdad porque siempre he pensado que la ley de la oferta y la demanda actúa con el mazo sin piedad.

¿Serán los mercados emergentes de estos vinos capaces de seguir pagando esas cifras astronómicas? Si eso sucede, me temo que nuestros colegas británicos se tendrán que “conformar” con la situación existente a pesar de que puedan ver perjudicada su posición comercial en este tipo de vinos.

Moscú, Beijing, Shanghai, Singapur, HK,…

Miedo, pero necesitamos una reducción de precios porque no me creo que con los actuales se absorba todo el vino.

Estaremos expectantes.

Un saludo

Anuncios