abril 2012


Abril lo despedimos a ritmo riojano con un excelente Roda I Reserva 2001 que está todavía en fase creciente y muestra una potencia contenida pero no carente de profundidad y cierta elegancia. Habrá que intentar conseguir otras botellas para descorcharlas dentro de unos años y poder ver hacia dónde va el vino. Nunca he confiado en una verdadera longevidad de los 100% Tempranillo (tal y como pone la etiqueta) pero este vino aún es joven para valorarlo…

Muy interesante frente al momento actual el Château de Beaucastel Chateauneuf du Pape Hommage a Jacques Perrin 1990. Un vino sin tanta concentración, ni madera, ni alcohol como algunas elaboraciones actuales en la zona. Vuelvan a lo que fueron, por favor.

Francamente rico, especialmente en sus aromas, el Rebholz Riesling Kastanienbusch 2002 mostrando mucha frescura todavía. Recuerdo un 2005 mucho más apagado que este 2002 realmente vibrante.

Como suele ser habitual, Macle Château Chalon 1989 es una especie de tanqueta del Jura que puede con todo. Un vinazo en toda regla que hizo los honores de juntarse con una excelsa anguila ahumada en torno a una mesa de amigos. Momentos inolvidables.

No soy muy taurino pero hay vinos que me recuerdan a aquellos toros (como me decía un amigo) que sin dar la faena de la tarde tienen siempre la casta de una buena ganadería y no se vienen nunca abajo. Es el caso de los Viña Real riojanos. Hemos probado algunos inolvidables y otros ahí ahí pero sin decaer del todo. En el caso del Viña Real Reserva Especial 1968, la faena podría haber sido de dos orejas. Un vino enorme. El 1952 fue en la terraza…

“Bienvenidos al infierno” podría ser una frase que apareciera en las etiquetas del J.Jos Prüm Wehlener Sonnenuhr Auslese 1994. Todavía con buena dosis de sulfuroso el vino se ha momificado y permanece vibrante, con un color de una limpidez deliciosa y con una potencia apabullante. Necesito más, pero en vena. Muy bueno…y damos gracias a la meticulosidad del Sr. Prüm con el azufre para hacer vinos eternos. Como consumidor que no puedo gastarme todos los años dinero en vinos caros de consumo inmediato, se agradece. Luego, si quieren, hablamos de esos temas comerciales…

Fantástico y muy joven el albariño Do Ferreiro Cepas Viejas 2010, con muchos matices herbáceos y una incipiente acidez que necesita un buen látigo que la dome. Un referente que necesitará reposo aún.

El estilo más opulento del Wwe.Dr.Thanisch Bernkasteler Badstube Riesling Kabinett 2007 es igualmente delicioso porque viene el vino bien equilibrado con la acidez suficiente para dar un resultado magnífico. Es alucinante el placer que producen los vinos de esta histórica casa a unos precios realmente irrisorios, especialmente aquellos con cierto contenido en azúcar.

Fantástico, como suele ser habitual, Le Mont Vouvray Sec 2007 de Domaine Huet en Vouvray (Loira). Ese conjunto de fruta cítrica inicial, cambiante a aromas menos frescos de melocotones, albaricoques con el aumento de temperatura, unido a un caramelo sutil y a cierta terrosidad hacen del vino un elixir sumamente agradable. Y es el seco…Soberbio.

Terminamos con uno de los mejores Riesling secos del mundo: el alsaciano Cuvée Frédéric Emile de Maison Trimbach. En este caso era la añada 2003 y el vino creo que se encuentra en un momento bien bueno de consumo. Quizá si la añada hubiera sido más fría el vino estaría más joven, pero nueve años para estos vinos que son concebidos para larga guarda es un término medio, pero al ser la añada cálida…me gusta este consumo más inmediato. No muestra la botella síntomas de agotamiento y si se toma junto a un arroz con verduras el conjunto es plenamente disfrutable. Al menos, para mi 😉

Seguiremos.

Les dejo con algo de música:

Un saludo

…………………………..

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios

Siguiendo con este recorrido por sitios que suelo frecuentar relacionados con la temática del blog no podía faltar la fantástica librería gastronómica Aliana (C/General Varela, 6), un templo del papel gastronómico con ya bastantes años de bagaje .

Casa Labra (Tetuán, 12) y su bacalao rebozado es otro clásico de la zona de Sol que merece la pena pasar alguna vez por él. Mucha historia se esconde detrás de su paredes desde su fundación en 1860 y no cabe duda que ha retenido su encanto dentro de la vorágine madrileña.

Los helados de Giuseppe Ricci en la calle Huertas me parecen de los más cremosos que se pueden encontrar por Madrid y suele ser parada cercana a la Naturbier de la Plaza Santa Ana.

Me gusta El Ñeru (C/Bordadores 5) para zamparse una buena comida asturiana sin contemplaciones. Y si no, siempre en la barra es gustoso tomarse una caña con algo de Cabrales batido con sidra como aperitivo. Lástima, que el vecino La Toja y su tortilla lo hayan cerrado.

Para comidas italianas el Come Prima es delicioso en la misma Calle Echegaray si antes has pasado por la comentada Venencia, aunque me gustan más las pizzas que ponen en el Malatesta cercano a la Plaza Mayor. Lástima que la oferta en vinos italianos no sea amplia.

Seguiremos.

Un saludo

………………………

The Show Must Go On (Queen)

 

Me siento a ver la sierra.

Nubes, Siete Picos, Navacerrada. La terraza.

Sonido de algún pájaro.

Aparece Viña Real Reserva Especial 1952.

Esta botella. Impresiona.

No hay más. La gran evasión.

Viva el vino.

Ante todo quería dar las gracias a todas las personas que han hecho posible que disfrute de esta botella. Desde la viña en 1952 hasta que ha llegado aquí. De verdad, gracias.

Un saludo

……………………

The Show Must Go On (Queen)

Creo que la gente está encantada con las catas en primicia de los Burdeos de esta añada. Lo celebramos. Supongo que habrá grano y paja, como siempre.

No sé cómo habrán ido las dos orillas pero seguro que pronto hay multitud de folios que nos lo explican con detalle y la hora del sesgo llegará. Luego vendrá el momento del sacacorchos en cada caso y la sorpresa puede ser mayúscula o minúscula.

Pero ahora toca lo gordo ¿Precios?

Leía en Decanter que ese tema le preocupa mucho al que ha sido el principal mercado del vino bordelés fuera de Francia históricamente: Reino Unido

Parece ser también que va a existir una bajada de precios generalizada según las diferentes opiniones vertidas pero veremos qué pasa a la hora de la verdad porque siempre he pensado que la ley de la oferta y la demanda actúa con el mazo sin piedad.

¿Serán los mercados emergentes de estos vinos capaces de seguir pagando esas cifras astronómicas? Si eso sucede, me temo que nuestros colegas británicos se tendrán que “conformar” con la situación existente a pesar de que puedan ver perjudicada su posición comercial en este tipo de vinos.

Moscú, Beijing, Shanghai, Singapur, HK,…

Miedo, pero necesitamos una reducción de precios porque no me creo que con los actuales se absorba todo el vino.

Estaremos expectantes.

Un saludo