Una vez más y ante el cambio de Gobierno llega la petición de ayuda por parte de las bodegas para que se realicen acciones que incentiven el consumo:

 

 

 

 

http://elmundovino.elmundo.es/elmundovino/noticia.html?vi_seccion=1&vs_fecha=201201&vs_noticia=1325753340

Parece el típico ritual ocurrido cada cuatro años por el cual de nuevo el sector, ante su escasa competitividad, vuelve a pedir ayuda a la Administración. Pero realmente me quedan serias dudas acerca de este tema y sus diferentes competencias y lloriqueos.

En primer lugar no sé si acudir tanto a Papá buscando ayudas externas es bueno o sería mejor plantearse reformas estructurales internas desde el propio sector que hagan que poco a poco aumente su competitividad y productividad. Claro, esto segundo supone más lentitud y a lo mejor una mayor necesidad de pensar. Y eso, hoy en día, cuesta (lo del pensar digo)

Por otro lado, se pide ayuda pero…¿a cambio de qué? Me parecería bien una ayuda estatal a cambio de que las bodegas invirtieran en I+D+i con unos objetivos predeterminados. Debemos situar a la innovación y desarrollo vitivinícola español a la cabeza mundial…¿Suena a chiste? Intentémoslo al menos. No podemos pedir y a cambio no ofrecer nada salvo quejas y lamentos por la situación reinante.

Por otro lado, no sé si realmente el Gobierno de turno puede abarcar muchas de estas peticiones ya que la PAC viene dictaminada por las cúpulas europeas y el enjambre de intereses existente puede ser realmente complejo.

Difíciles cuestiones pero creo que ya va siendo hora de que el sector mire más hacia sus entrañas intentando resolver sus problemas de una forma propia en vez de acudir siempre a ver “qué nos da en esta ocasión el Estado”.

Veremos.

Un saludo

………………………….

The Show Must Go On (Queen)

 

 

Anuncios