Mira que huelen mal. La sensación que uno tiene ante estos aromas es de suciedad, putrefacción, algo realmente asqueroso y en donde la falta de limpieza es evidente. En algunos vinos salen. Y en ámbitos que lo rodean, también.

Esa serie de tufillos me traslada a ciertas operaciones que estos días están saliendo a la luz. Parece un programa de estrujamiento o prensado potente, directamente al cuello, a la yugular. Murcia, Alicante…y ahora Madrid.

Lo anterior pueden verlo en diferentes foros (llamado el tema “Jumillagate”…¿o querrían decir Humíllate?) y ahora aparece aquí algo nuevo al respecto:

http://jimsloire.blogspot.com/2011/11/wine-academy-spain-solicited-20000.html

Hablábamos aquí hace unos días de cómo Parker había hecho predicciones hace algún tiempo acerca de que España sería la estrella del sector. Claro, lógico, ya dijimos que podían haber encontrado tanto él como sus colaboradores un nuevo nicho de mercado para sus intereses y eso había que potenciarlo. Si no se rasca tanto en otros sitios, vamos a ver si en éstos…

El asunto es que debían hacer las cosas de una forma más aromáticamente elegante. No cabe duda de que cada uno defiende sus intereses empresariales pero en algunos casos el abuso es realmente escandaloso y no entiendo cómo las bodegas se prestan a tan semejante chantaje.

Algunas hablan de que si les catan y les dan millones de puntos las ventas en USA están aseguradas. Cuanto menos me parece pobre y un engañabobos ya que se puede vender en ese mercado, y mucho, sin necesidad de puntos. O consigan puntos pero no bajo pago…ya que venderse así es un tanto ruin.

Ustedes verán…pero todo huele mal y parece que no se escarmienta.

Veremos.

Un saludo

…………………….

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios