No hablo de la excelente película de George Cukor esta vez. Hablo de un cocinero que le ha puesto ilusión y saber hacer a un proyecto personal. Se llama José y es autodidacta. Me gusta su trabajo. Me gusta su humildad, sus explicaciones sinceras y sencillas. La belleza de lo simple es algo que me apasiona.

No viene “viciado” por las Escuelas de Hostelería  y ofrece un recital aventurero en su menú especial para aquellos que se atreven con combinaciones variadas de texturas y de sabores. Es un viaje tan sorprendente como apasionante. Déjense embaucar en él.

Tal y como están las cosas y los tiempos que corren en donde el adaptarse es fundamental ofrece también en su local “Baco” del número 59 de la madrileña calle Doctor Esquerdo un menú diario más común (que no simple por la calidad de la materia prima) que satisface ampliamente las necesidades del comensal.

No esperen un local de lujo. Pero sí esperen una comida de lujo. Así la disfrutamos nosotros.

Platos como la gamba al Oporto, ese pan de tomate de aperitivo, un excelente salmorejo de espárragos, o una jugosa corvina con ese toque picante (no recuerdo el nombre) son solamente algunas de las atractivas sugerencias que Jose nos ofrece y que adorna con su especial acierto. ¿Cómo resistirse a esa presa jugosa con salsa teriyaqui, o a esa combinación de yogourt griego, pepino, y un poquito de ajo junto a, por ejemplo, una Manzanilla Pasada Pastrana o un excelso clarete de Lecea?

Desde aquí solamente podemos desearle suerte, ánimo en su desarrollo y ojalá tenga un futuro prometedor. Creo que los mimbres los tiene. A mí, que soy un simple aficionado, ya me ha ganado para la causa.

 José cocina. Y muy bien. Otros dan menos y parecen más.

Y hoy en día creo que faltan cocineros que de verdad cocinen.

Un saludo

………………………

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios