abril 2011


 Ya termina Abril, un mes intenso y con algunos vinos muy interesantes disfrutados y otros no tanto y que omitiremos aquí. Pero no cabe duda que hay mucho por disfrutar, aprender, conocer, volver a probar, etc. Estamos en esa vorágine.

 Empezamos estas pistas por el final ya que me sorprendió acabar el mes con un delicioso Finca Dofí 2002 prioratino realmente delicioso que fue servido en ese lugar que tanto se disfruta en Madrid: la Taberna Laredo. Fresco como una lechuga en la boca, algo más maduro en las sensaciones que entraban por la nariz pero me pareció muy disfrutable. Vino precedido por un vino que para mí nunca falla: Fino La Panesa de Hidalgo. Una gozada.

Cambiamos de registro para poder disfrutar en una cata vertical que hicimos en el restaurante El Candil salmantino del vino Pintia de la D.O.Toro. Fueron todas las añadas existentes incluyendo la aún no comercializada del 2008. Partimos del 2001 y a mí fue uno de los vinos que más me gustó junto con el 2002 y el 2005. El paso por 2003 y 2004 daba vinos más pastosos, cálidos, pesados y monótonos. 2006 y 2007 aún muestran bastante dureza y habrá que ver cómo van evolucionando. Interesante sesión para ver con un poco de perspectiva cómo se encuentran en este momento estas botellas.

Fantástico el Turó d´en Mota 1999 de Recaredo, ofreciendo un muy buen Cava. Otro tema es si hablamos del precio…pero que el vino está bueno pienso que no ofrece dudas.

Hacía tiempo que no probaba un Barbaresco con ciertos años y esta vez fue uno de Gaja, el Sori Tildin 1986. Quizá no estaba esplendoroso pero tampoco estaba muerto pese a que incluso indicaron que la conservación no había sido la más adecuada. Algo maduro y cetónico en nariz pero bien en la boca, largo, bien equilibrado y disfrutable.

 Muy rico, joven, vigoroso y complejo apareció el Trimbach Riesling Clos Ste Hune 1997. Un portento en la versión seca de esta uva que, aunque no se libra de una gran variación de unas botellas a otras y algunas acusan una oxidación prematura, cuando te encuentras con la que sale pletórica el disfrute es alucinante. Muy, muy bueno. En versión más azucarada de la misma uva destacaría este mes por lo probado el Egon Müller Scharzhofberger Spätlese 1990 que, sin llegar a una emoción permanente, estaba muy rico. El problema es que la sensación de disfrute era alta pero corta en tiempo, un vino algo efímero. Va, agrada y desaparece pronto.

 “Salmónido, un rosado a contra corriente”. Así se lee la etiqueta de este vino de la bodega Barranco Oscuro en Granada. No busquen el típico rosado convencional de tienda de golosinas o de color llamativo. Estamos ante algo más apagado de tono, entre naranja, ocre, rosa pálido, que no empalaga y que ofrece complejidad superior al segundo día una vez abierta la botella. Nos gustó.

Muy rico el Arbois Pupillin L`Ivresse de noé 2007 de Philippe Bonard con toques algo maduros y tardíos en la nariz y con elegancia, complejidad, frescura y longitud en la boca. Nos gustó mucho.

 Ahora llega Mayo. ¡A por él!

 Les dejo con un video sobre Abril…

Un saludo

 …………………………

The Show Must Go On (Queen)

Jueves Santo. Día de procesiones y de devociones. Por ese motivo me acerqué a echar unos tragos de vino (es una religión que profesamos algunos) con algún amigo a un pueblo La Rioja Alta en el que había un buen número de antiguas bodegas familiares construidas hace muchos años y que podrían formar parte de un conjunto sumamente interesante. Caminos de tierra, piedras, cerros, viento…viñas alrededor. Nos gusta ese paisaje rural.

 El problema, y a la vez tristeza, es que la inmensa mayoría de estas construcciones están abandonadas y sus calados sin uso. Y eso lleva al deterioro múltiple.

Al menos en la foto pueden ver a un guardaviñas bien conservado.

Triste porque podría ser un conjunto atractivo para cualquiera. Ya no sólo para el aficionado vínico, sino también para aquellos que les gusta el tipo de construcción en piedra antigua, o para aquellos que, simplemente, solamente quieran darse una vuelta dentro de un entorno con gusto. Pasear, comer, desconectar, beber algo…

Es una lástima también que desde las instituciones pertinentes no se abogue por la recuperación de este patrimonio y se fomente la vuelta a su uso. Seguro que enriquecía a la zona y la dotaba de un, todavía, mayor interés. Ellos sabrán por qué se les llena la boca hablando de enoturismo y luego no ayudan a reconvertir o recuperar algo ya existente.

Es casi seguro que muchos descendientes de las familias originales no quieran seguir manteniendo este tipo de estructuras pero creo que podría haber algún tipo de incentivo si nuevas personas se quisieran hacer cargo de ellas, de su restauración y, a la vez, de su explotación.

Si ya nos cargamos lo que teníamos ¿qué nos queda?

Buena gente nos encontramos, buenos vinos, y un patrimonio de más de 500 años que debería ser revisado para sacarle un mayor partido. ¡Animamos a aquellos que siguen en la brecha! Son, posiblemente, el último bastión que nos queda cual aldea gala famosa en comics resistente ante algún tipo de invasión.

¿Conseguiremos que se haga algo?

Un saludo

……………………………

The Show Must Go On (Queen)

Hoy no les hablaré ni de vino ni de música. Sólo de fútbol.

Cuatro partidos en poco días, cuatro enfrentamientos entre el equipo de mis amores (Real Madrid) y el todopoderoso Barcelona. Liga, Champions League y final de Copa del Rey. Lo siento por los no amantes de este deporte pero lo tienen crudo.

Ya no importa ni el movimiento de Japón, ni Gadafi paseando en coche, ni si Rajoy y Zapatero son como Zipi y Zape. Aquí lo que importa ahora es que la pelotita entre dentro de los tres palos. Si eso sucede, el modelo de gestión de cualquier club será maravilloso. Si no sucede, se cae todo. Ni la viagra lo levanta.

¿Sobreviviremos a cuatro victorias blancas? 😉

Creo que el fin de la crisis anda cerca. Todo son ciclos.

Perdonen si encuentran demasiada ironía en mis palabras.

Un saludo

…………………..

The Show Must Go On (Queen)

Recientemente he vuelto de esta macro feria de vinos que se celebra anualmente en Düsseldorf y me gustaría destacar varias cosas que luego si quieren las podemos ir debatiendo una a una:

1) Excelente organización del evento: buen transporte público, indicación de stands, accesos sin aglomeraciones, buenas consignas, etc. Vamos, muy alemán.

2) Desastrosa organización de la parte española. Vamos, como siempre también. Algunas bodegas bajo “Wines from Spain” y puedes pasar de probar un Toro a un Jumilla en cuestión de medio metro, otras bajo stands de las CCAA, otras por su cuenta, algunas por ejemplo de la DOCa. Rioja van con un stand de Rioja Alavesa, otras van aparte…

3) En general muy buen nivel de vinos probados, especialmente austriacos.

4) Enorme presencia italiana y concentración de visitantes sobre todo en parte austriaca y alemana (lógico por proximidad)

5) Poca presencia de comerciantes españoles: muchos suecos, holandeses, daneses, belgas, etc.

6) A las ferias se va a servir vino. He visto importantes faltas de actitud en algunos casos. Si no, es mejor no ir.

7) Todo el mundo en crisis vínica. Muchas etiquetas que vender.

Son breves apuntes, si quieren podemos profundizar en algunos…

Un saludo

…………………………

The Show Must Go On (Queen)