Me gusta Händel

 “El Mesías”,  concretamente la tercera parte de este oratorio: Las Secuelas

Oratorio, Mesías y Secuelas…

A esto es lo que yo llamaría episodio “parkeriano” si lo refiero al vino.

He aquí la conexión Händel-Parker.

Parker manda a su Mesías, algunos rezan por y con él, y así se verán las secuelas que después suceden.

¿Les suena en esta ocasión a Priorato?

Uf, ¡ojalá me cate y me dé taitantos!

Vamos, blanco y en botella. En esta ocasión, más negro.

Negro es el panorama.

¿Y bien?

¿Qué viene ahora?

99, 98, 97…¿100? Más abajo creo que ya ni importa. El propio Mesías y su creador se han cargado su sistema.

Luego llega la venta.

¡Tengo 93 puntos!: Primer argumento comercial

Un distribuidor con interés dirá: ¡Vaya cicatriz!

Otro  dirá: OK, ¿5+1?

El adulador dirá : ¡Uf, qué de puntos! Gran vino

El Mesías se vuelve. Hasta el año que viene. Es como un ave migratoria.

Ha saciado su hambre.

Todo un sistema detrás. Los muros caen. Hasta la URSS lo hizo.

Sayonara baby!

Frases cortas, relato simple, rezos múltiples. El Purgatorio…

Amén

………………………..

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios