julio 2010


Mes intenso ha sido este de Julio, pero que muy intenso en cuanto a botellas descorchadas. Hay cosas que sucedieron y que no vamos a reportar en este espacio porque quedan para el interior de las experiencias vínicas (a base de Riesling, Chardonnay  y Pinot Noir básicamente en algún lugar de la geografía europea). Además, ha sido un mes en donde una escapada a Borgoña como comentaba en alguna entrada anterior ha dado bastante de sí…bebiendo más cosas además de botellas de esa región.

Pero separando estos capítulos específicos, uno en Borgoña y el otro por ahí, Julio ha dado de sí otra serie de experiencias realmente gratificantes. Recuerdo por ejemplo, en el restaurante El Padre de la C/Serrano madrileña, cómo se comportó bastante bien un Simon Bize Savigny-lès-Beaune “Les Bourgeots” 2005. Había tomado también hace poco un Potel que me pareció menos definido pero los vinos de Bize siempre me parecen entre las mejores opciones de Savigny. Hay otras…pero esas igual se las dejo para un futuro no excesivamente lejano.

Por otro lado, y acompañando a las andanzas de la Selección española de fútbol, se volvió a disfrutar de este Mencía de la Ribeira Sacra que tanto nos gusta: Viña Regueiral 2008. Tuvo compañeros de viaje que salieron bastante buenos como una última botella de Imperial 1959 (¡qué grandes ratos han dado estas botellas!), un Granite de Clisson de Marc Oliviere del que ya les hablé y un Mugneret-Gibourg Bourgogne 2007 que volvió a salir tan sutil y fragante como suele ser habitual.

Qué decir de Viña Real 1962 que no se haya dicho ya. Bueno, quizá esta botella salió un poco más guarrindonga de lo que suele ser habitual pero cuando uno se metía el vino en la boca…el encuentro “sexual” era realmente ardiente. ¿Dónde? Con buenos amigos en la sidrería San Gregorio de Logroño, junto a un fino, elegante y soberbio Clos Habert 2008 de ese fantástico productor de Montlouis que es François Chidaine y un Foradori 2006 que quedó posiblemente en un segundo plano pero que a mi me sigue pareciendo un vino sumamente interesante.

Genium Celler 2006 fue un vino del Priorat descorchado que fue de menos a más a lo largo de las horas e incluso de los días, ya que fui guardando vino y disfrutándolo poco a poco. Empezó fofo, cansino, con muchos aromas a barnices pero aún así en la boca era austero, agradable, sin demasiada opulencia. Poco a poco esa nariz fue variando hacia abundantea aromas de fruta negra, toques terrosos, especias suaves, no sé, se puso bonita y abierta…manteniendo el vino en la boca un gusto rico. ¡Bravo Ricard! Hacía tiempo que no probaba un Priorat que me gustase tanto.

Volví con unos amigos a pasar por el restaurant Mina de Bilbao. ¡Espectacular de nuevo el menú sin repetir platos! Quizá sea la esperanza bilbaína para situar un restaurante del propio Botxo en el centro del panorama gastronómico, o quizá no…pero se come de maravilla. Y como siempre, Lara en la sala, Álvaro en la cocina…sublimes.

En esta ocasión, y aportamos nosotros las botellas, dimos finiquito a un Paul Pernot Bienvenue-Bâtard-Montrachet 2007 por probar algo de Chardonnay bien hecho. Un vino que para mi fue de menos a más, mostrando todo lo que un buen Grand Cru de Borgoña puede ofrecer en esta etapa aún de extrema juventud.

Seguimos con Dr. Bürklin Wolf Kirchenstuck 2001, para mi un vino muy rico pero que quizá siguió la evolución contraria al Borgoña. De más a menos…y se escapó vivo.

El Prieuré Roch Nuits-Saint-Georges Premier Cru “Clos des Corvées” 1999 era una delicia en la boca sobre todo y me sorprendió el Paolo Scavino Barbera D´Alba 1999 ya que en nariz y aspecto visual iba a parecer un vino muy opulento y pesado pero luego el paso por boca era extremadamente fino. Me gustaron…así como Foreau Vouvray Moelleux 1989 y el Oremus Tokaj 3 puttonyos 2000.

Fantástica velada con vinos que en general nos gustaron mucho y que siempre es apoteósico compartirlos con buenos amigos.

También en la Taberno Laredo de la madrileña C/Menorca se ha tenido ocasión de degustar algunos vinos interesantes. Me acuerdo un Roulot Meursault “Les Luchets” 2007 que sentenció mi hermana: “Está bueno”

Liquidamos este mes con un apunte musical ya que estuve viendo a Roger Hodgson en Madrid y siempre es realmente apetecible volver a encontrarte con el que fue alma máter de Supertramp. Les dejo con algo que sonó en esa espléndida noche veraniega:

Pasen buen mes de agosto. Intentaremos beber algo y si merece la pena, habrá la pista adecuada para seguirlo.

Un saludo

………………………..

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios

Señoras, señores…hoy es el cumpleaños de Mick “Morritos” Jagger. 67 castañas que le caen al vocalista de ese grupo de “principiantes” que se llama The Rolling Stones.

Y aqui, seguidores acérrimos de ese grupo británico, no podemos nada más que alegrarnos de que esté vivo y en buena forma. Que le caigan muchos años más y se mantenga en esa especie de “pacto con el Diablo” que ha hecho para no envejecer.

Esperemos que los rumores sean ciertos y se les vea de nuevo “on tour”.

Happy Birthday, Sir. Jagger!

Un saludo

………………………………….

The Show Must Go On (Queen)

El lunes pasado emprendí un viaje con unos buenos amigos a esa región que tanto me apasiona y  en donde quizá el concepto de “viticulteur” adquiere su máxima expresión. Era un viaje largo, con una agenda un tanto apretada pero sin duda creo que ha merecido la pena hacerse más de 2.000 km en tan pocos días.

Ya habrá tiempo para detallar lo allí sucedido, los paseos por las viñas, las visitas a determinados Domaines que ya conozco y la diversión y enorme interés que ha supuesto conocer a algunos nuevos.

Pero en esta entrada sí quería resaltar un aspecto que me ha apasionado en este viaje: La apertura de estos hombres de la viña a que conozcamos lo que hacen. Gente que se podría situar en cotas muy altas para gente aficionada como yo y que gozan de un buen prestigio internacional han mostrado su humildad a la hora de enseñarnos lo que hacen y cómo lo hacen. Y eso hace que si antes eran grandes, para mí lo sean ahora más.

Tienen fama de gente cerrada, difícil a veces en el trato, pero incluso con ciertas barreras idiomáticas la predisposición ha sido magnífica en todos los Domaines que hemos visitado, desde los que ya me conocen y que se han portado de maravilla hasta los nuevos que querían mostrarnos todo lo que hacen.

Es por eso que esa apertura puede emocionarme de esa manera. Sin más.

¡Viva la Borgoña!…Gracias a sus bondades y a sus miserias creo que la convierten en una de las regiones más apasionantes para cualquier aficionado vínico. Necesitaría más de siete vidas (¡quién fuera gato!) para llegar a entender algo más, pero a veces prefiero vivir en la más completa ignorancia y disfrutar de los momentos…desde un vigneron con 5.000 botellas en Auxey-Duresses hasta un paseo por la grandeza y majestuosidad de Musigny; desde un paseo por las calles estrechas de Chambolle-Musigny en donde en cada puerta seguro que hay una sorpresa vínica hasta una simpatía extrema dejando que me sirviera directamente de depósitos en Chassagne-Montrachet; desde una deliciosa compra de quesos en Beaune hasta un encuentro con libros en el Athenaeum cercano.

Y así, muchas más cosas.

Sigan disfrutando.

Un saludo

…………………………….

The Show Must Go On (Queen)

Comentaba hace poco en una de esas redes sociales lo poco que me gustaban aquellos modelos vitícola-enológicos basados en diferenciaciones tecnólogicas. Es que pienso que tienen poco que ofrecer.

El motivo de este desengaño es bastante simple y, creo, lógico. Piensen en una bodega que es la última novedad en cuanto a técnicas de vinificación, lo publicita y ofrece un método de diferenciación basado en ello. Pues oiga, pienso que al mes eso que igual se hace, por ejemplo, en Chile (por poner un país) se puede reproducir en Burdeos, en Valdepeñas, en Ponferrada o en cualquier bodega neozelandesa. La técnica es copiable y reproducible de unas zonas a otras.

Por eso, lo único que no se puede copiar ni reproducir son las características climáticas y edafológicas de cada región determinada y que hacen que esas zonas tengan su propia idiosincrasia, su determinada personalidad, su “algo que ofrecer”.

Es en esa dirección donde creo que debe basarse la diferenciación vínica. No digo que haya zonas mejores ni peores, pero sí las hay diferentes y el abanico es amplio para que un consumidor medio como es mi caso pueda optar a probar, conocer, y beber vinos diferenciados.

¿No piensan que un modelo basado en innovaciones técnicas es facilmente copiable y a la vez agotable en poco espaco de tiempo?

Les dejo con esta pregunta y cuestión en el aire, estaré unos días fuera pateando algunas parcelas y visitando algunas bodegas que precisamente no son “fábricas” tecnológicas…y a la vuelta seguimos.

Disfruten también con algo de música. Hoy me apetece algo sin mucha industria ni técnica sofisticada detrás. Rock puro.

Un saludo

…………………………………

The Show Must Go On (Queen)

Los compañeros del blog de vinos de Adictos a la Lujuria van a organizar por primera vez esta Feria. Desde aquí, animamos a todo el mundo a que se acerque, beba vino, disfrute, participe y se divierta.

Seguro que no les decepciona.

Vean este enlace para más información:

http://www.adictosalalujuria.com/2010/07/i-fira-de-vi-de-torrelles-de-llobregat.html

Esas fechas me descuadran un poco a mi, por lo que agradecería que todo aquél que vaya luego me lo cuente y dejen abiertamente sus impresiones en el blog. Podemos contrastar y sacar mejoras para futuras ediciones.

Un saludo

………………………

The Show Must Go On (Queen)

Hoy es un día histórico.

Ya sé que el aspecto futbolero va a imperar en los pensamientos  ya que España juega por primera vez una final de un Mundial de fútbol. Lo veremos con pasión, interés, emoción y tomando algo de vino y esperamos que esta generación de enormes jugadores se vengan por aquí con la Copa debajo del brazo tras ganar a los tulipanes holandeses.

Además, para mi es otro momentito personal “histórico” porque en estos últimos días he podido disfrutar de una colección de vinos que no creo que sea capaz de volver a encontrarme con ellos nunca más.

Quizá degustar los mejores Riesling secos que me he encontrado y encima hacerlo desde una perspectiva que abarcó veinte añadas diferentes me ha hecho emocionarme  hasta límites insospechados, a pesar de que la traca final vino con un Auslese.

Que el nivel de blancos el disfrute fue máximo (ya saben que futbolísticamente también es el color más puro y seguramente más interesante:-))  la parte tinta nos llevó a eso que se suele decir de que se pone la carne de gallina y la emoción fluye por las venas.

Juntarte ante 3 parcelas maravillosas para los que amamos la Pinot Noir en una colección de 25 botellas de muy diversas añadas es una oportunidad que, al menos a mi, creo que no se volverá a producir.

Además, otras cuatro botellas blancas de Chardonnay maravillosas se unieron a las anteriores para formar una mesa de contertulios realmente interesante. Y los íbamos a escuchar con ganas para ver qué decían si es que tenían algo que decir.

Siendo objetivo y más allá de las emociones varias, pienso que hubo de todo. Vinos emocionantes, vinos que me gustaron mucho, otros algo menos, aunque ninguno me pareció aburrido ni prescindible. Por ejemplo, en el caso de los blancos, sí encontré más emoción en la jornada anterior Rieslingniana aunque no pretendo ni comparar ni buscar ningún tipo de competición absurda.

Y en los tintos…hubo para mi cinco monstruos superiores a todo. Pero da igual. Hoy se juega una final en 90 años.

Lo principal de esto para mi es que pienso que he parendido algo además de pasármelo pipa. Luego podemos conversar si un vino tal, otro cual o el de más allá mostraba más profundidad que el de más acá pero bueno, disfrutar de todo lo que pasaba por allí era y debe ser siempre el objetivo final que me planteo en cualquier tema.

Y una cosa importante: ¡Qué gane hoy España su primer Mundial!

No puedo si no dejarles con algo que me pone la carne de gallina…como los vinos, o un buen partido de fútbol. Un homenaje a ese gran “duque” blanco que vitícolamente podría ser alguno de los vinos disfrutados.

Un saludo

………………………….

The Show Must Go On (Queen)

No va de vino esta vez, si no de música. Casualidades de cumplir años me he juntado con dos cajitas que no llevan mucho en el mercado y que me presentan unas cuantas horas de música  en base a dos conciertos diferentes.

 No digo que sea música de la buena porque los gustos son variados pero sí de la que me gusta.

El primer caso es lo nuevo del “JEFE”. Concierto en el Hyde Park londinense de su última gira y que lo abre nada más y nada menos que con el tema “London Calling” de The Clash. Toda una declaración de intenciones A partir de ahí se suceden 29 temas en un recorrido variado que abarca desde clásicos como The River, Jungleland o Born to Run hasta canciones más actuales como Outlaw Pete o Lonesome Day.

¿Qué voy a decir yo del Boss y su E Street Band que no haya dicho ya y que no sepan? Pues bueno, disfruten de estas casi 3 horas de música y me lo cuentan. Y creo recordar que el precio era más que asequible porque no llegaba a los 20 €. No digan que no se lo advertí.

El segundo caso me lleva a una banda que critiqué por su último trabajo pero que cuando ves el directo y tocan “lo que tienen que tocar” me tienen ganado. Hablo de los irlandeses U2 y de su DVD “360º at the Rose Bowl”.

Concierto grabado en Pasadena con más de 4 horas de música, videos, imágenes de grabaciones, etc. Completito y de nuevo asequible. Canciones como One, With or Without You, Where the Streets Have no Name, y un largo etc. forman parte de la banda sonora de mi vida y hacen que sienta admiración por este grupo.

Disfruten

Un saludo

…………………………….

The Show Must Go On (Queen)