Parece que fue ayer cuando en aquel concierto en la sala Macumba situada en la estación de trenes de Chamartin apareció esa tremenda voz que había dado forma a grupos como Rainbow y Black Sabbath. Su baja estatura y su cuerpo frágil desaparecían cuando esa voz desgarradora lo encumbraba a las cotas más altas del rock.

Gracias Ronnie por los momentos que hemos disfrutado escuchándote. Tú mujer Wendy dio la noticia, esa noticia que sabíamos que podía llegar por la frágil salud que apuntaban las noticias que estabas soportando.

Tu legado ahí queda. Una de las mejores y más impactantes voces y figuras del Rock con mayúsculas

……………………

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios