Teniendo en cuenta los últimos e-mails que he recibido debo decir que me alegro enormemente de la cantidad de premios y galardones que han recibido algunas bodegas españolas en diferentes concursos y certámenes a los que se han presentado. Sin duda eso demuestra varias cosas. Que se hacen buenos vinos, que se envían muchas muestras a concursos, que esos certámenes son un buen negocio, y en definitiva que la gente no sabe qué hacer para vender.

Paciencia.

Así mismo, les agradezco su interés en escribirme para informarme de lo anterior y su sugerencia a que esas noticias sean publicadas en este espacio en donde trato de compartir mis vivencias en torno al mundo del vino. Pero como comprenderán, es algo que no voy a hacer a pesar de la insistencia de determinados departamentos de marketing y agencias de comunicación de bodegas.

Aquí, respecto a vinos, hablamos de lo que bebo, de lo que comparto, porque bien lo haya comprado o lo hayan hecho algunos de los amigos con los que suelo juntarme a disfrutar (o no) de determinados vinos. Pero no voy a hablar de ninguna sugerencia que me hagan para que hable de determinados vinos. De hecho, a todos aquellas agencias que buscan ese tipo de comunicación a través de este blog y que parece que lo leen tanto (cosa que dudo a pesar de lo que dicen ya que supongo que tendrán una base de datos y ya está), debo decirlas que yo también tengo mis vinos a pesar de que aquí raramente hable de ellos. Los hacemos, y a la vez, colaboro con varias bodegas extranjeras ayudándoles a comercializar sus productos en España.

Pero por ética personal y profesional no uso este canal como autobombo. Esto es solamente un espacio para compartir lo que soy ante todo, un aficionado al que le gusta el vino y que desea cada vez aprender más. Y si algo me gusta, desde luego soy el primero en alabarlo…pero déjenme que lo haga por propia iniciativa, sin decirme de qué debo hablar.

Seguro que lo entienden.

Así mismo, aprovecho a decir que no me hace ninguna gracia llegar a casa de mi madre y encontrarme con muestras enviadas sin previa consulta acerca de mi interés en determinados vinos. Comprendo que hayas bodegas que quieran que se hable de sus productos, pero déjenme que lo compre, me lo beba y si me gusta lo haré. Pero no por mandarme vino gratis a mi casa desde su base de datos voy a hablar de ello. De hecho, no lo voy a hacer.

Pues si ya de por sí vinos que ponen que son de escasa producción los andan regalando…¿es serio eso? A mí me parece que no. No se crean que aquí somos prescriptores de opinión, ni pretendemos serlo…Mándenles muestras a los Peñines, Parkers, Millers, Proensas, y demás “gurús” de turno, así como a todas las guías verdes, rojas, amarillas o rosas. ¿Parece ser que tampoco funciona demasiado el asunto? Pues oigan, es el modelo que muchos han defendido pero claro, el que se acostumbra a ser estómago agradecido al final lo quiere ser siempre para todo y con todos. Olvídense de mí en ese sentido.

Vuelvo a decir que toda información será bienvenida, si me interesa compraré los vinos y si me gustan seré el primer en alabar sus bondades. Me parece más serio, ético y con más dignidad por ambas partes. Es una forma de dar más valor a los comentarios. ¿No creen?

Espero que todas esas agencias de comunicación que tanto interés dicen que tienen en este blog (me parto) lean esto y sean conscientes de lo mal que, desde mi punto de vista como aficionado al vino, lo están haciendo. Porque eso, al final, perjudica y hace que no hagamos lo que deberíamos hacer…que es seguir comprando vino a los profesionales que se dedican a su venta, afectándose por ello también las bodegas (junten aquí el lado productor y colaborador de mi perfil)

Disfruten

Un saludo

………………………..

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios