Finales de Abril-primeros de Mayo y me he propuesto cada mes ir viendo algunas pistas sobre lo bebido y compartido más allá de sesiones de trabajo y descorche, y que me haya parecido interesante. Siempre hay cositas.

Recuerdo una sesión con amigos a principios de mes donde el resultado fue muy satisfactorio:

Domaine Huet Le Mont Demi-Sec 1998

Domaine Monier Saint Joseph 2002

Dönnhoff Norheimer Kirscheck Riesling Spätlese 2005

Los vinos estuvieron bien pero debo decirles que dos acabamos con el estómago un poco tocado. Cogimos a un cocinero que nos machacó a pimienta en sus guisos :-). Desde entonces…le pedimos que tenga más cuidado.

Creo que no digo nada nuevo si muestro mi amplia admiración por esa casa de Vouvray de la que siempre que descorcho algo no para de sorprenderme el buen manejo que hacen con la Chenin Blanc. No sé qué clasificaciones absurdas se podrían hacer en cuanto a Domaines favoritos pero seguro que éste se encontraba en muy alto lugar.

El Ródano de Monier era desconocido para mí y no desentonó. Quizá el alemán estaba un pelín corto en sus matices.

Hubo otro día en que, sin ponernos de acuerdo, coincidió en un monográfico de Pinot Noir:

Gatinois Brut 2004 (Aÿ-Champagne)

Prieuré Roch Nuits-Saint-Georges Premier Cru2002 (NSG-Borgoña)

Domaine Georges Mugneret Chambolle-Musigny Premier Cru « Les Feusselottes » 2004 (Chambolle-Musigny-Borgoña)

Domaine Pacalet Gevrey-Chambertin Premier Cru « La Perrière » 2004 (Gevrey-Chambertin-Borgoña)

Disfrutamos mucho con la brutalidad del Champagne, la elegancia del Chambolle, la terrosidad del Nuits y la carnosidad del Gevrey. Cuatro vinos, muy distintos entre sí, muy disfrutables los cuatro y como ya comenté en su día…sin mariquitas por medio en los tintos 2004 de Borgoña. Digo esto por la famosa controversia en esta añada y sus toques ligeramente verdes que aparecen en algunos vinos.

Hubo alguna sesión golfa también:

Champagne Jacques Selosse Contraste

Carlos Serres Blanco Gran Reserva 1964 (DOCa.Rioja)

Etienne Sauzet Bienvenues-Bâtard-Montrachet Grand Cru 1988 (Borgoña)

CVNE Imperial Gran Reserva 1959 (DOCa.Rioja)

CVNE Viña Real Reserva Especial 1959 (DOCa.Rioja)

La Spinetta Barbaresco Vigneto « Starderi » 1998 (Piamonte)

Maximin Grünhauser Abtsberg Auslese 1990 Tonel #96 (Mosela)

Yo que sé, cómprenlos si los ven y bebanlos. Seguro que después son algo más felices. Me encantaron todos, cada uno en su estilo.

Curiosos también un Marqués de Riscal Médoc  1953 y un Ganevat Les Grands Teppes Vignes Vieilles 2006 del Jura. El primero mostraba una nariz algo « tocada » pero en la boca era plenamente disfrutable, y el segundo apareció muy cerrado pero fue abriéndose hacia su lado más seco, pareciendo un buen Chardonnay a medida que la copa se acababa. Rico!

Volvimos al Tabaneras 2008 (Ribera del Duero), algo más golosito que su hermano del 2007 pero plenamente disfrutable. Compartió cartel con el Bürklin-Wölf Pechstein Spätlese-Trocken 1999 Tonel #63 que era un cañonazo de acidez en la línea de flotación. Sin ello, el sostenimiento se tambaleaba.

Fantástico ese espumoso rosado Bugey Cerdon de Saboya, o el descubrimiento del Pinot Cuvée Chanson Pinot Côtes du Jura 2008 de unos productores belgas (Champ D´Etoiles)que elaboran en el Jura. Y me destrozó el Ganevat Vin Jaune Côtes de Jura 2002. Realmente soberbio y para sentarte una tarde con él y compartir confidencias. Otro Vin Jaune, éste de 1981 por parte de la cooperativa de productores de Château-Chalon mostró también un potencial de disfrute.

Vendrán “cosas” nuevas de Ribera del Duero que muestran su interés por su amplia bebibilidad y que vuelven a reconciliarme con esa zona. Ya hablarán de ellas, pero probadas en anticipo…prometen. Para un consumo corto en tiempo creo que son opciones muy buenas. Para ir más allá…habrá que ver cómo se van guardando y evolucionando, pero ahora mismo no hay perspectiva ni comparativa.

Interesante sesión Jura-Saboya-Ribera del Duero.

¡Ah!…una cerveza del Jura, deliciosa. No recuerdo el nombre pero intentaré recuperarlo lo antes posible.

Y liquidamos el mes con un CVNE Viña Real Gran Reserva 1978 (DOCa.Rioja) y un apetecible Brana Iroulegy Blanco 2008 que no andaba corto de acidez aunque algo de intensidad aromática le hacía falta. Siempre he pensado que Viña Real y Castillo de Ygay representan para mí la cúspide de los vinos de Rioja aunque luego siempre pueden salir vinazos de otras referencias (me vienen a la cabeza Imperiales, Riscal, López de Heredia, Riojanas, etc). Este Viña Real volvió a enamorarme. Si es que soy muy “fácil”.

Lo no tan disfrutable, ya está ingerido y queda en mi retina. Pero no lo incluimos aquí.

Seguiremos…

Mientras, les dejo con algo tan golfo e imprescindible como esa sesión que les detallaba arriba:

Un saludo

…………………………….

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios