mayo 2010


Interesante se ha presentado este pasado mes de mayo en cuanto a las pistas que podemos dar sobre lo que se ha descorchado. Muy buenos vinos se han disfrutado aunque también hay que decir que ha sido un mes en el que posiblemente también se han descorchado algunas de las peores botellas que he podido beber en los últimos tiempos. Y es que se ha bebido bastante, bueno y malo, pero bastante.

La cosa empezó con un titánico Pommard Clos de Epenaux 1996 de Comte Armand. Una Pinot Noir bien robusta, buena pero algo basta, sin ese toque de elegancia que ofrece en otras comunas. Pero lo bonito, para mí, es eso. Si en Pommard se hicieran Chambolle-Musigny…pues como que no. Aún así, pienso que este elaborador es de lasmejores opciones que uno puede encontrar en esta pequeña villa situada muy cerca de ese centro neurálgico de la vida borgoñona que es Beaune.

Le acompañó un no menos interesante Domaine du Moulin Cheverny « Clos du Mounel » que mostraba su aspecto primario sin ningún escondrijo detrás. Más accesible que el anterior y quizá más básico, pero a veces lo simple es lo mejor.

No debería olvidarme del disfrute que supuso la “confrontación” entre vinos del Jura y Jerez. No sé si han seguido la trama y debate originado en el foro La Sobremesa del Mundovino tras una jornada inicial de vinos del Jura que hicimos en el restaurante Piñera en Madrid. Pues bueno, nos juntamos algunas personas, esta vez en el local madrileño Cuenllas, y decidimos “matar” una serie de botellas. El resumen lo recogió perfectamente Luis Gutiérrez en el artículo:

http://elmundovino.elmundo.es/elmundovino/noticia.html?vi_seccion=5&vs_fecha=201005&vs_noticia=1274039272

¿Conclusiones personales? Pues como ya dije la comparativa no me parece muy acertada, pero sí es una buena excusa para juntarnos unos amigos, usar el sacacorchos y descorchar unas botellas. Para mi hay un tema fundamental y es el momento en que determinados vinos los pones en una mesa destinados a comer con ellos. En ese sentido, el tema del alcohol es importante…y hay vinos que son más agradecidos que otros en ese sentido.

No podría olvidarme del Marko 2008 que hacía mi amigo Oxer. Un txakolí un tanto extraño. Muy disfrutable pero sin saber muy bien si parece un txakolí o un vino con más peso, grasa, volumen. No sé si eso es bueno o es malo.

O esa especie extraña de Godello que me resultó el Madai 2008. Un vino tremendamente curioso, muy anisado en sus aromas principales y que jamás hubiera dicho que era de esa uva. No sé si eso es bueno o malo.

Ya comenté el descubrimiento que supuso el restaurante Mina en Bilbao como habrán podido leer en un post recientemente anterior a este. Pues repetimos en este mes…

La segunda incursión en este oasis bilbaino fue, si cabe, más impresionante aún que la primera y me reafirma que este descubrimiento para mi merece la pena. En esta ocasión el espectáculo vínico también complementó al culinario ya que llevamos un excelente CVNE Viña Real Gran Reserva 1970 y un Henri Gouges Nuits-Saint-Georges Premier Cru “Les Saint Georges” 1999.

Me impresionaron los dos vinos, cada uno en su estilo pero apabullantes en la boca, muy complejos en nariz y con ánimo de liquidar más botellas. Ambos fueron evolucionando mucho en la comida, especialmente el riojano que apareció mucho más apagado nasalmente. Y el Pinot…deliciosamente estructurado. Afortunadamente, muestra lo que creo que tiene que ser la zona en una de sus parcelas más importantes y en manos de un, para mi, excelente productor como ya he comentado en otras entradas de este blog. Sí, guarda podría necesitar…pero ese titanismo a veces resulta sumamente delicioso.

Respecto al menú…se lo detallo pero especial atención merece ese plato de yema de huevo. Sin duda, el momento más emblemático de mis dos visitas a Mina desde el punto de vista estomacal. Simplemente perfecto.

Txitxarro ahumado casero con pimientos rojos asados.

  

Ostra Gillardeau tibia con velouté de mar

Soufflé de bacalao y pomelo con Manzanilla y haba tonka

Begi haundi a modo de risotto

 

Yema de huevo de oca en salazón con pencas al azafrán y Martini blanco

Kokotxa de bacalao con dashi y alcachofas

 

Rodaballo acompañado de un caldo de senderuelas

Codorniz de Bresse asada sobre una crema de sus interiores y foie

  

Leche de caserío a la vainilla con frambuesa helada y avellana

Albaricoque con biscuit helado de cacahuete

Como ven, hemos vuelto a comer Mina y Álvaro no ha repetido ningún plato respecto a nuestra anterior visita. La verdad es que lo pasé genial de nuevo y ya estamos esperando volver. ¡Seguro que buscamos cualquier pretexto! Excelente café también.

Y como cena “canalla”…les dejo con una que hicimos unos cuantos “zumbados”. Maravillosamente interesante el disfrute que tuvimos en el restaurante Piñera de nuevo. Les intentaré definir los vinos con alguna apreciación personal corta…

Domaine de Bablut Cabernet de Anjou Rosé 1966: Podría pasar por un pacharán. Simple curiosidad…

Bairrado Branco 1994, Quinta da Bágeiras: Un misil en la línea de flotación. Impresionante.

Domaine d´Auvenay Puligny-Montrachet 1erCru “Les Folatières » 1990: Empezó muy bien pero al final se quedó un poco monolítico en café, toffes…

La Rioja Alta 904 Gran Reserva 1978: Bien pero oscurecido por una bestia de 1970

CVNE Viña Real Gran Reserva 1970: La bestia de la que hablaba

Bodegas Riojanas Viña Albina 1956: Tremenda y agradable sorpresa. Posiblemente más elegante que el 1970

Bodegas Riojanas Monte Real  1952: Rico y entero para mi,a pesar de cierto debatillo  sobre su estado.

Jacky Truchot Morey-St-Denis Premier Cru  “Les Blanchards” 2004: A más y a más

Huet Vouvray Le Haut Lieu Moelleux 1er Trie 1989: En lalínea de lo deseado y delicioso

Warre´s Porto LBV 1992: Fin de fiesta

Lástima el corchazo de libro del Henri Gouges Nuits-Saint-Georges Premier Cru “Vaucrains” 1991

Entramos en Junio. A ver qué nos depara.

Un saludo

……………………………

The Show Must Go On (Queen)

Pues igual es una tontería pero me ha gustado eso que han hecho en París de acercar diferentes cultivos a la ciudad e invadir esa mítica avenida que son los Campos Eliseos con 8000 parcelas de cultivos variados y con diferentes animales de producción.

No me dirán que no queda curioso ver cómo la calzada que otorga la gloria a los ciclistas, o que sirve como lucimiento al Presidente de la República, queda invadida por productos agropecuarios de diversa índole.

Fíjense que más de dos millones de personas según dicen han pasado por ahí y han visto una viña, una judía o una cabra. Pues me parece perfecto. Me parece una idea buena, de acercamiento del medio rural a las personas. Animo a las diferentes organizaciones agrarias que hicieran lo mismo aquí, que se preocupen por acercar un medio que está perdiéndose por el propio abandono humano hacia los grandes núcleos urbanos, por atraer a la gente a que conozca un medio de vida importante y que define el tejido socioeconómico de amplias regiones.

Creo que una buena información inicial a las personas puede servir de base para que éstas profundicen y quieran conocer más y eso repercuta en el bien común. Pueblos, cultivos, ganados, instalaciones tradicionales familiares, métodos y medios de hacer determinadas cosas en el medio rural deben ser enseñadas para que se tenga una mejor constancia y conocimiento sobre ello.

Déjense de luchas y acerquen su trabajo a la gente, democratícenlo, que al final seguro que el agradecimiento es mayor.

La foto pertenece a AP/Jacques Brinon

Un saludo

…………………………..

The Show Must Go On (Queen)

Que en la capital del mundo mundial, es decir, en Bilbao, se ha comido generalmente bien es algo que no tengo que decírselo porque seguro que lo han palpado alguna vez “in situ” o lo han oído en múltiples ocasiones. Que últimamente la gastronomía bilbaína se ha visto ensombrecida y superada por la de sus vecinos guipuzcoanos también creo que es un hecho evidente como demuestra la excelente oferta gastronómica que se puede disfrutar a todos los niveles, culinarios y económicos, en la provincia vecina a la del Botxo.

Pero oigan, hay esperanza de un resurgir. A los ya archiconocidos del Guggenheim, Yandiola, Boroa y demás, les recomiendo que sumen una dirección espectacular donde el ir a comer o a cenar es una auténtica fiesta y deleite para los sentidos.

Su nombre: Mina.

Su localización: Marzana Kaia s/n.

Como ven, quizá ése sea su punto más débil: el acceso y localización…pero ¿qué pasaría si este deleite gastronómico se encontrase situado en alguna de las calles más señoriales de Bilbao? Pregunten a su bolsillo y luego me dicen qué les ha respondido. Pero les aseguro que si llegan hasta él, el espectáculo para mi merece la pena. Y además, cenar junto a la ría con el Mercado de la Ribera mirándote fijamente mientras se remodela su imagen, tampoco está mal.

En Mina estuvimos unos amigos y nos dieron a elegir el menú corto o el menú largo que disponen. Estando en Bilbao, lo de elegir el corto hubiera sido una renuncia a nuestra filosofía, así que le dimos opción al disfrute durante una noche a base del menú largo.

Les detallaré a continuación el menú pero el trabajo de Álvaro en cocina y de Lara en la sala es encomiable, con ganas de agradar, con un saber estar y simpatía en las explicaciones apabullante y con un resultado final excelente. A mí me han ganado para la causa :-). ¡Gracias por todo!

Empezamos con una “Crema de queso carranzano con sardina en salazón y confitura de tomate”. Gran descubrimiento para mi ese queso de la zona de Las Encartaciones, la más rural de la provincia, que completa una combinación explosiva. Estuvo explicándonos Álvaro lo tradicional de su fabricación y la verdad es que el resultado del plato es encomiable.

Continuamos con “Mejillón con pulpa de tomate picante, algas y jugo de coco y citronela”. Un plato que desde mi punto de vista podría resultar fácilmente destrozable por la unión del picante y el punto del coco ya que si se sobrepasa alguno de los sabores en exceso el resultado desmerecería bastante, pero Álvaro logra conseguir esa palabra tan difícil que se llama equilibrio y la combinación es explosiva y deliciosa.

Seguimos con “Foie pochado en cerveza negra con txangurro”. Para llorar de lo bueno que estaba…Un Foie que si hubiera ido sólo no duden que un buen Sauternes le acompañaría bien, pero al ir con lo que iba, un 2001 que bebimos y que abajo se lo detallo creo que encajaba más y mejor. Fantástico.

Y no menos espectacular (para mí fue el plato de la noche) la “Presa de cerdo ibérico con nata fresca y nuez moscada”. La nata era un auténtico show de finura, cogida de un caserío cercano y suavemente tratada sobre la pieza de fresa hacían una combinación inolvidable.

 

Luego vino la tremenda “Vieira asada sobre papada de cerdo, crema de patata y frutos secos”. Me dirán que no pongo “peros”…¡es que estaba muy bueno oiga!. Pues eso, tremenda.

Sí comentamos en el siguiente plato que en los “Salmonetes acompañados de salsa de mostaza y verduritas de temporada” se perdía un poco el sabor excelente del salmonete por el toque de la mostaza. Si por mi fuera, dejaría sólo al salmonete…que ya de por sí da mucho juego para aquellos que nos encanta este pescado.

 

Liquidamos la “Molleja de ternera asada con anguila ahumada, café y pan de especias” de una forma que aluciné ante la molleja y ante la anguila ahumada servida en pequeñas dosis pero de una factura alucinante. ¡Incluso alguien quería un bocadillo con esa anguila!

 

Y para terminar, dimos buena cuenta de un excelente “Pichón de  Bresse asado con setas y crema de manzana”. Muchas veces me he encontrado con pichones duros y mal acabados. En este caso, simplemente perfecto.

Como ven, no creo que haga falta decirles que lo pasamos bomba comiendo y hablando con Álvaro y Lara. Concluimos con dos postres muy originales (de hecho Álvaro ha trabajado, entre otros, en el Espai Sucre barcelonés y con el maestro Paco Torreblanca):

“Ron granizado, limón helado” y “Sabayón de azúcar moscovado con mandarina”

  

Respecto al tema vínico, debo decir que aportamos nosotros las botellas y que me parece una opción perfecta que admitan el descorche (creo recordar que sobre 8-9 €/botella) aunque luego Álvaro nos enseñó la bodega de su restaurante bien mantenida por una humedad de la “mina”, ya que allí antes había zonas de explotación de hierro y queda buena cobertura de piedras para mantener un espacio muy digno y agradable. Se muestran ciertas inquietudes enológicas para tener cosas interesantes aunque animo a Álvaro y a Lara a que vayan renovando su bodega y la hagan más acorde con el nivel de su cocina. Seguro que, a la larga, el público se lo vamos a agradecer.

Por nuestra parte servimos primero un CVNE Imperial 1959. De nuevo me encontraba ante este vino y de nuevo el disfrute ha sido extremo. Lo definiría como un vino “reconciliador”. Esta reconciliación la pongo de manifiesto porque creo que la botella nos trae una Rioja fina y elegante, pero a la vez una Rioja que aguanta en una comida, que va a más, que muestra gran complejidad en matices, que va y vuelve sin cansarte, que se desarrolla mucho en la nariz pero que luego en la boca muestra un disfrute enorme, y que pienso que puede reconciliar con esta zona a aquellos que no se llevaban muy bien con la misma debido a ciertos “engendros enológicos” que han ido apareciendo en los últimos tiempos.

Servimos posteriormente, aunque mantuvimos copas con todos los vinos en la mesa, un Dönnhoff Niederhäuser Hermannshöhle Spätlese-Trocken 2001. Decantado previamente el vino iba a más, y a más, y a más y a más…Un misil de Riesling de Nahe, complejo en nariz (no me pregunten a qué olía porque olía a muchas cosas entre flores, talco, cítricos, ahumado, hidrocarburos) y un filón en boca. Pero ante todo algo que me apasiona en un vino era lo que comentaba antes en la comida: el equilibrio. Esto era como un carrusel de sensaciones pero perfectamente equilibrado todo, sin altibajos…Maravilloso.

Y el último vino fue un Dr. Bürklin-Wolf Forster Kirchenstück Riesling Auslese 1971. ¡Dios!…si hubiera sido más delgado me hubiera metido en el decantador a nadar sobre este vino. Maravilloso color ambarino, maravillosa nariz de nuevo llena de sensaciones entre amieladas, orejones, compota de melocotón…y mantenido luego por un paso por boca espectacular. Creo que, y sin ánimo de repetirme mucho, es la consecución de nuevo de ese equilibrio dulzor-acidez-amargor lo que hace que el disfrute haya sido inmenso. Y es que no se crean que conseguir eso es fácil. Quizá sea uno de los Riesling más viejecitos que haya probado (cinco años más viejo que cuando nací) y desde luego, se encuentra más joven que el bebedor.

Fin de fiesta y agradecer a los amigos el poder compartir estas cosas, a todo el equipo de Mina el trato recibido y espero repetir en breve, que así será. De verdad, que si ya cualquier excusa me servía para ir a Bilbao (más allá de las familiares), una más se suma a la lista.

Si tuviera que definir la jornada, volvería a usar esa palabra mágica: Equilibrio.

Un verdadero placer y descubrimiento.

Un saludo

…………………………..

The Show Must Go On (Queen)

Parece que fue ayer cuando en aquel concierto en la sala Macumba situada en la estación de trenes de Chamartin apareció esa tremenda voz que había dado forma a grupos como Rainbow y Black Sabbath. Su baja estatura y su cuerpo frágil desaparecían cuando esa voz desgarradora lo encumbraba a las cotas más altas del rock.

Gracias Ronnie por los momentos que hemos disfrutado escuchándote. Tú mujer Wendy dio la noticia, esa noticia que sabíamos que podía llegar por la frágil salud que apuntaban las noticias que estabas soportando.

Tu legado ahí queda. Una de las mejores y más impactantes voces y figuras del Rock con mayúsculas

……………………

The Show Must Go On (Queen)

Teniendo en cuenta los últimos e-mails que he recibido debo decir que me alegro enormemente de la cantidad de premios y galardones que han recibido algunas bodegas españolas en diferentes concursos y certámenes a los que se han presentado. Sin duda eso demuestra varias cosas. Que se hacen buenos vinos, que se envían muchas muestras a concursos, que esos certámenes son un buen negocio, y en definitiva que la gente no sabe qué hacer para vender.

Paciencia.

Así mismo, les agradezco su interés en escribirme para informarme de lo anterior y su sugerencia a que esas noticias sean publicadas en este espacio en donde trato de compartir mis vivencias en torno al mundo del vino. Pero como comprenderán, es algo que no voy a hacer a pesar de la insistencia de determinados departamentos de marketing y agencias de comunicación de bodegas.

Aquí, respecto a vinos, hablamos de lo que bebo, de lo que comparto, porque bien lo haya comprado o lo hayan hecho algunos de los amigos con los que suelo juntarme a disfrutar (o no) de determinados vinos. Pero no voy a hablar de ninguna sugerencia que me hagan para que hable de determinados vinos. De hecho, a todos aquellas agencias que buscan ese tipo de comunicación a través de este blog y que parece que lo leen tanto (cosa que dudo a pesar de lo que dicen ya que supongo que tendrán una base de datos y ya está), debo decirlas que yo también tengo mis vinos a pesar de que aquí raramente hable de ellos. Los hacemos, y a la vez, colaboro con varias bodegas extranjeras ayudándoles a comercializar sus productos en España.

Pero por ética personal y profesional no uso este canal como autobombo. Esto es solamente un espacio para compartir lo que soy ante todo, un aficionado al que le gusta el vino y que desea cada vez aprender más. Y si algo me gusta, desde luego soy el primero en alabarlo…pero déjenme que lo haga por propia iniciativa, sin decirme de qué debo hablar.

Seguro que lo entienden.

Así mismo, aprovecho a decir que no me hace ninguna gracia llegar a casa de mi madre y encontrarme con muestras enviadas sin previa consulta acerca de mi interés en determinados vinos. Comprendo que hayas bodegas que quieran que se hable de sus productos, pero déjenme que lo compre, me lo beba y si me gusta lo haré. Pero no por mandarme vino gratis a mi casa desde su base de datos voy a hablar de ello. De hecho, no lo voy a hacer.

Pues si ya de por sí vinos que ponen que son de escasa producción los andan regalando…¿es serio eso? A mí me parece que no. No se crean que aquí somos prescriptores de opinión, ni pretendemos serlo…Mándenles muestras a los Peñines, Parkers, Millers, Proensas, y demás “gurús” de turno, así como a todas las guías verdes, rojas, amarillas o rosas. ¿Parece ser que tampoco funciona demasiado el asunto? Pues oigan, es el modelo que muchos han defendido pero claro, el que se acostumbra a ser estómago agradecido al final lo quiere ser siempre para todo y con todos. Olvídense de mí en ese sentido.

Vuelvo a decir que toda información será bienvenida, si me interesa compraré los vinos y si me gustan seré el primer en alabar sus bondades. Me parece más serio, ético y con más dignidad por ambas partes. Es una forma de dar más valor a los comentarios. ¿No creen?

Espero que todas esas agencias de comunicación que tanto interés dicen que tienen en este blog (me parto) lean esto y sean conscientes de lo mal que, desde mi punto de vista como aficionado al vino, lo están haciendo. Porque eso, al final, perjudica y hace que no hagamos lo que deberíamos hacer…que es seguir comprando vino a los profesionales que se dedican a su venta, afectándose por ello también las bodegas (junten aquí el lado productor y colaborador de mi perfil)

Disfruten

Un saludo

………………………..

The Show Must Go On (Queen)

Muere Marcelo Frías Artacho hoy en Logroño a la edad de 94 años, durante muchos años Director General de Bodegas Riojanas.

Hoy, el mundo del vino está de luto.

Desde aquí, mi más sincero pésame a sus familiares, amigos y gente que hoy en día trabaja en esa bodega en la que, desde los 16 años, trabajó este “hombre del vino”.

Finales de Abril-primeros de Mayo y me he propuesto cada mes ir viendo algunas pistas sobre lo bebido y compartido más allá de sesiones de trabajo y descorche, y que me haya parecido interesante. Siempre hay cositas.

Recuerdo una sesión con amigos a principios de mes donde el resultado fue muy satisfactorio:

Domaine Huet Le Mont Demi-Sec 1998

Domaine Monier Saint Joseph 2002

Dönnhoff Norheimer Kirscheck Riesling Spätlese 2005

Los vinos estuvieron bien pero debo decirles que dos acabamos con el estómago un poco tocado. Cogimos a un cocinero que nos machacó a pimienta en sus guisos :-). Desde entonces…le pedimos que tenga más cuidado.

Creo que no digo nada nuevo si muestro mi amplia admiración por esa casa de Vouvray de la que siempre que descorcho algo no para de sorprenderme el buen manejo que hacen con la Chenin Blanc. No sé qué clasificaciones absurdas se podrían hacer en cuanto a Domaines favoritos pero seguro que éste se encontraba en muy alto lugar.

El Ródano de Monier era desconocido para mí y no desentonó. Quizá el alemán estaba un pelín corto en sus matices.

Hubo otro día en que, sin ponernos de acuerdo, coincidió en un monográfico de Pinot Noir:

Gatinois Brut 2004 (Aÿ-Champagne)

Prieuré Roch Nuits-Saint-Georges Premier Cru2002 (NSG-Borgoña)

Domaine Georges Mugneret Chambolle-Musigny Premier Cru « Les Feusselottes » 2004 (Chambolle-Musigny-Borgoña)

Domaine Pacalet Gevrey-Chambertin Premier Cru « La Perrière » 2004 (Gevrey-Chambertin-Borgoña)

Disfrutamos mucho con la brutalidad del Champagne, la elegancia del Chambolle, la terrosidad del Nuits y la carnosidad del Gevrey. Cuatro vinos, muy distintos entre sí, muy disfrutables los cuatro y como ya comenté en su día…sin mariquitas por medio en los tintos 2004 de Borgoña. Digo esto por la famosa controversia en esta añada y sus toques ligeramente verdes que aparecen en algunos vinos.

Hubo alguna sesión golfa también:

Champagne Jacques Selosse Contraste

Carlos Serres Blanco Gran Reserva 1964 (DOCa.Rioja)

Etienne Sauzet Bienvenues-Bâtard-Montrachet Grand Cru 1988 (Borgoña)

CVNE Imperial Gran Reserva 1959 (DOCa.Rioja)

CVNE Viña Real Reserva Especial 1959 (DOCa.Rioja)

La Spinetta Barbaresco Vigneto « Starderi » 1998 (Piamonte)

Maximin Grünhauser Abtsberg Auslese 1990 Tonel #96 (Mosela)

Yo que sé, cómprenlos si los ven y bebanlos. Seguro que después son algo más felices. Me encantaron todos, cada uno en su estilo.

Curiosos también un Marqués de Riscal Médoc  1953 y un Ganevat Les Grands Teppes Vignes Vieilles 2006 del Jura. El primero mostraba una nariz algo « tocada » pero en la boca era plenamente disfrutable, y el segundo apareció muy cerrado pero fue abriéndose hacia su lado más seco, pareciendo un buen Chardonnay a medida que la copa se acababa. Rico!

Volvimos al Tabaneras 2008 (Ribera del Duero), algo más golosito que su hermano del 2007 pero plenamente disfrutable. Compartió cartel con el Bürklin-Wölf Pechstein Spätlese-Trocken 1999 Tonel #63 que era un cañonazo de acidez en la línea de flotación. Sin ello, el sostenimiento se tambaleaba.

Fantástico ese espumoso rosado Bugey Cerdon de Saboya, o el descubrimiento del Pinot Cuvée Chanson Pinot Côtes du Jura 2008 de unos productores belgas (Champ D´Etoiles)que elaboran en el Jura. Y me destrozó el Ganevat Vin Jaune Côtes de Jura 2002. Realmente soberbio y para sentarte una tarde con él y compartir confidencias. Otro Vin Jaune, éste de 1981 por parte de la cooperativa de productores de Château-Chalon mostró también un potencial de disfrute.

Vendrán “cosas” nuevas de Ribera del Duero que muestran su interés por su amplia bebibilidad y que vuelven a reconciliarme con esa zona. Ya hablarán de ellas, pero probadas en anticipo…prometen. Para un consumo corto en tiempo creo que son opciones muy buenas. Para ir más allá…habrá que ver cómo se van guardando y evolucionando, pero ahora mismo no hay perspectiva ni comparativa.

Interesante sesión Jura-Saboya-Ribera del Duero.

¡Ah!…una cerveza del Jura, deliciosa. No recuerdo el nombre pero intentaré recuperarlo lo antes posible.

Y liquidamos el mes con un CVNE Viña Real Gran Reserva 1978 (DOCa.Rioja) y un apetecible Brana Iroulegy Blanco 2008 que no andaba corto de acidez aunque algo de intensidad aromática le hacía falta. Siempre he pensado que Viña Real y Castillo de Ygay representan para mí la cúspide de los vinos de Rioja aunque luego siempre pueden salir vinazos de otras referencias (me vienen a la cabeza Imperiales, Riscal, López de Heredia, Riojanas, etc). Este Viña Real volvió a enamorarme. Si es que soy muy “fácil”.

Lo no tan disfrutable, ya está ingerido y queda en mi retina. Pero no lo incluimos aquí.

Seguiremos…

Mientras, les dejo con algo tan golfo e imprescindible como esa sesión que les detallaba arriba:

Un saludo

…………………………….

The Show Must Go On (Queen)