Una entrada que combina un plato con el vino que lo acompañó. El punto gastronómico procede de una receta de Karlos Arguiñano, simple como ella sola pero sumamente rica para los amantes de la coliflor, entre los que me incluyo.

El punto vínico viene desde Galicia, concretamente desde la Denominación de Origen Ribeira Sacra. Mencía.

Compren una coliflor, pónganla a cocer en ramilletes unos 20-25 minutos previa limpieza, con un poco aceite.

Hagan un refrito con ajo y panceta troceada por un lado.

Piquen en juliana abundante puerro y algo de cebolleta y póchenlo.

Escurran todo para quitar el aceite.

Harina + huevo (en ese orden), para rebozar la coliflor cocida en no mucho aceite.

Pongan la coliflor, encima un poco de los puerros y la cebolleta y luego en el centro el refrito de panceta.

Me lo tomé con un vino de los serios. Serio por su pureza, serio por su humildad, serio porque lo hacen con seriedad unos amigos. Creo que ya he comentado alguna vez cuando fui por la zona del Bierzo el chasco que me llevé tras ver ciertas plantaciones que no parecían ser lo que eran. Aquí hay seriedad y auténtico disfrute a base de Mencía: Viña Regueiral 2008.

Ustedes se lo pierden, las cosas simples a veces son muy bellas.

Un saludo

……………………….

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios