De nuevo gran fiesta se produjo en el escritorio, habilitado para el evento como gran auditorio. Mujeres con trajes de alta costura, hombres con smoking a recibirlas, limousinas aparcadas en doble fila, sonrisas a la prensa, y así un largo etc. Todo ello ha ido constituyendo la antesala a este gran momento. La Gala ha llegado. Los premios “Baba” del vino se van a entregar en su II Edición y nadie de la “societé” de esta República Independiente que es mi escritorio ha querido perdérsela.

Apareció por esa “alfombra roja” en primer lugar la gran actriz Garnacha, protagonista este pasado año de grandes momentos. Iba con un vestido precioso, acompañada esta vez de un caballero llamado Merlot, pocas veces actor pero elegante cuando aparece.

Quiso dar la nota estridente de la ceremonia el vestido que llevaba Cabernet Sauvignon. Mira que la aconsejaron que debe recatarse y no ser tan llamativa. El color del traje era verde pimiento, y se la veía joven, inmadura. A su lado, la acompañaba la siempre elegante Chenin Blanc. Una actriz poderosa, rubia como pocas, y que siempre aporta su toque glamouroso.

 Así, fueron entrando todos los invitados a la gala. Tomaron sus asientos y empezaron a sentir los nervios sobre quién sería esta vez l@s ganadores.

 Hay que decir que ha habido trampa porque en alguna categoría no ha quedado más remedio que otorgar premios compartidos a varios nominados porque la decisión para la Academia para otorgárselo únicamente a uno solamente  ha sido imposible. Espero que sepan aceptar estas trampillas.

 Con honores, agradecimientos, y como siempre, buena dosis de aburrimiento como cualquier otra gala, transcurre y se hacen entrega:

Y el Baba es para…

 Categoría “Mejor vino blanco seco nacional” 

Marqués de Murrieta Castillo de Ygay Reserva Especial Blanco 1940 y 1946 (Bodegas Marqués de Murrieta-DOCa.Rioja)

 Unos blancos tremendos, fuera de cualquier comparativa y que llegaron a emocionar a los miembros de la Academia hasta límites insospechados.

Categoría “Mejor vino rosado”

Pascal Gitton Les Romains Rosé 2006 (Pascal Gitton-Sancerre-Valle del Loira) 

Fantástico premio para un rosado con cierto toque pedregoso, una vez más alejado de las gominolas que tanto se ven por ahí.

 Categoría “Mejor Vino Espumoso 

Champagne Laherte Frères Les Clos

Sorpresa en esta categoría. El grupo LVMH esperaba que su 1962 se llevase este premio pero la complejidad y el equilibrio de este ganador fue realmente alucinante.

Categoría “Mejor Vino Generoso”

La Bota de Palo Cortado “Bota Punta” 17 (Equipo Navazos)

Repite este equipo con un Palo Cortado espectacular e inolvidable.

Categoría “Mejor Vino blanco seco internacional”

Trimbach Clos St Hune 1975 (Maison F.E.Trimbach-Alsacia-Francia)

Michel Niellon Chevalier-Montrachet 1995 (Michel Niellon-Borgoña-Francia)

Difícil elección y premio compartido. Repite la casa Trimbach alsaciana con un Riesling seco impresionante, y Michel Niellon con uno de sus Grand Cru ofrece un espectáculo para los sentidos. Vinos inmensos y justos merecedores del galardón.

Categoría “Mejor Vino blanco no seco”

Château D’ Yquem 1975 (Château D´Yquem-Sauternes-Francia)

 Un vino globular, multidimensional. Se rompen esquemas y se machacan a otras opciones. Registros más allá de cuadraturas.

Categoría “Mejor Vino tinto nacional”

La Rioja Alta Gran Reserva “890” 1959 (La Rioja Alta-DOCa.Rioja)

Un vino que pareció eso, VINO, a los miembros de la Academia. Engloba todo lo deseable.

 Categoría “Mejor Vino tinto extranjero 

 Vieux Château Certan 1949 (Pomerol-Burdeos-Francia)

Domaine Georges Mugneret Clos Vougeot 1996 (Borgoña-Francia)

DRC La Tâche 1988 (Borgoña-Francia)

DRC Romanée-Conti 1993 (Borgoña-Francia)

Sí, cuatro premiados en un año con unos nominados excelentes. Pero estos cuatro han demostrado la quintaesencia en cuanto a sus interpretaciones para el jurado. Apoteósica categoría, apoteósicos vinos.

Enhorabuena a todos los premiados y a los nominados, todos ellos han sido partícipes de grandes momentos de disfrute y de placer. Como ya dije, me parece ilógico elegir solamente uno y lo mejor es poder disfrutar de los máximos posibles en buena compañía. Pero bueno, en eso estamos. Esto era solamente una forma de pasar el rato y demostrar lo absurdo que puede ser cualquier premio. En cada vino de estos, de los nominados igualmente, y así como con otros muchos se han producido momentos como mágicos.

 El año que viene, si nos dejan, más. Les espero y les dejo con algo de música celestial ¡juas juas juas!:

Un saludo

…………………….

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios