Jueves pasado y suena el teléfono a una hora próxima a las diez de la noche.

Recuerdo que estaba medio peleándome con una ensalada y un poco de pescado, a la vez que en la copa había algo de vino blanco a base de Sauvignon Blanc. La pelea iba por buen camino puesto que no se comportaba mal el vino y cada vez iba a más, y el cocinilla no había hecho ninguna de sus peores faenas. El Sancerre era un Gerard Boulay Clos de Beaujeau 2002, realmente recomendable para aquellas personas que les guste esta uva.

Me cuenta mi madre que la temperatura de mi abuelo ha subido bastante y que hay que llevarle a urgencias. En ese momento entra en acción el dispositivo casero para este tipo de emergencias que, por desgracia, son habituales. Nada especial…pero sí cajas de medicamentos, informes médicos, últimas analíticas…En fin, una serie de cosas que marcan el “protocolo”. Igual que cuando se ve a las familias irse de vacaciones y llenan el coche de sombrillas, cubos de playa, e incluso la suegra tiene cabida.

Dichosas temperaturas…

Marcan mucho los valores del termómetro en todo. Imagínense la cocina…qué sería de ella sin la regulación de las temperaturas.  No me imagino yo asar un cochinillo a 10º C…Fíjense en el estado humano y su propia temperatura. Determinante. Imaginen también como el clima, y por ello la temperatura como elemento de él, nos determina el desarrollo y comportamiento de sociedades. Brasileños y lapones, suecos y australianos…nada que ver.

Y nuestra amiga la vid, como cualquier ser vivo más,no es ajena. Ya vimos que el clima forma parte del medio natural que define el terroir de cualquier viñedo, y la temperatura como elemento climático es fundamental en todo ese desarrollo vitícola. Claro, temperaturas hay muchas y no todas deben tener los mismos valores para nuestros intereses.

Así, por ejemplo, si hablamos de Temperatura media en el viñedo lo recomendable teóricamente es que durante su ciclo anual sea superior a 10º C (es lo que se considera como cero vegetativo). Claro, ¿realmente no existe crecimiento de la vid por debajo de ese valor? Se ha visto que igual crecimiento puro es difícil que se de, pero reproducciones celulares sí que se realizan por debajo incluso de 5º C, lo que pasa es que no es un crecimiento visible. Por eso se habla de ese cero vegetativo, temperatura a partir de la cual el crecimiento se hace visible.

Luego tenemos las Temperaturas extremas, ya sean altas o bajas. Como supondrán en el caso de las altas son aquellas que pueden provocar desecaciones, asurados, etc…mientras que las bajas son las que producen las congelaciones. No olviden nunca asociar esto a la humedad relativa que exista también en el ambiente. No es lo mismo sobrellevar una temperatura con humedades relativas altas que bajas.

En el caso de las Temperaturas extremas altas se suele hablar de 42º C como el valor a partir del cual se pueden dar desecaciones en la vid si no existe una buena disponibilidad hídrica. Claro, la continuidad de estos valores es importante…no porque en un segundo haga esa temperatura se va a secar todo. Tómenlo con cautela todo J. Pero por ejemplo, un día a 45º C ya puede hacer mucha pupa…incluso con cierta disponibilidad hídrica. En fin, pónganse a la sombra.

Normalmente, sobre los 55º C yo apuesto a que la planta sufre la muerte total. No quiero encontrarme en ese momento…

A mi todo esto me parece bastante importante e interesante porque pienso que para tener una uva con una cierta calidad la planta debe sufrir un ligero estrés hídrico cerca del envero para que finalice el crecimiento y se empiece a dar el agostamiento y la acumulación de reservas junto a la maduración del fruto con una correcta formación de polifenoles.

Es también muy interesante que exista un contraste térmico entre el día y la noche porque altas temperaturas provocan un descenso del ácido málico y por ello una subida del pH (con lo que ello implica que ya hemos hablado en otras ocasiones). Por eso, los días calurosos necesitan de esas noches frescas que preserven esa acidez fundamental.

Pero claro…no siempre podemos elegir lo que nos mandan desde arriba.

Las Temperaturas extremas bajas son más frecuentes que se den que las altas y el principal daño que causan son las heladas en el viñedo.  

Heladas…en invierno, en primavera, en otoño en cuanto a su estacionalidad…o de irradiación y/o advención en cuanto a su naturaleza. Difícil librarse. Si me preguntan cuáles creo que son las más importantes por el grado en que perjudicarían a la vid les diría que las que se producen en primavera ya que afectan en un momento donde ya existe vegetación y se está desarrollando lo que será la cosecha del año.

Las de invierno…oigan, mucho frío debe de hacer para que muera la vid. En esas zonas yo les indicaría que dejen la vid y se dediquen a otra cosa. No me imagino a -20º C…

En otoño, igual no hace falta llegar a valores tan extremos para que la vid se vea más perjudicada y no me extrañaría ver daños a temperaturas entre -5º C y -8º C en esa época del año. Aunque la vid esté en reposo, ya vimos que su ciclo era bianual y las yemas que van a dar los brotes de la cosecha siguiente ya están formadas y no muy altamente protegidas por lo que pueden verse afectadas.

Y el dolor…las frecuentes que se producen en primavera. No hace falta bajar tanto el nivel del mercurio para ver daños en las plantas. Seguro que les suena la Ribera del Duero y sus heladas, por ejemplo.

Como ven, la temperatura influye y mucho en todo. Hasta en el momento en que se toma un vino. Seguro que mi abuelo desea que le baje la suya para tomarse alguno aunque no estuviera a la temperatura correcta.

Les dejo con algo de temperatura…musical de aquel album…”Hell Freezes Over”

Un saludo

……………………….

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios