2010 ya ha entrado de lleno, se acabaros las Fiestas. Ahora empiezan las celebraciones…tenemos todo un año por delante a pesar de que la gente parece que sólo come y bebe por Navidades.

Estos días han sido interesantes desde el punto de vista vínico. No los días concretos de las celebraciones, que también,…si no que alguna que otra “reunión” ha estado guapa. No pretendo con esto entrar en ese deporte de “a ver quién la tiene más gorda” que tan de moda parece que se está poniendo últimamente si no compartir con los amigos que por aquí se dan cita una serie de vinos que, afortunada o desafortunadamente, he bebido estos últimos días. Algunos acabé bebiéndolos en solitario debido al poco interés que mostraban para mis comensales, lo cual se lo agradezco porque así disfruté más sin ánimo de egoísmo por mi parte ya que no hacía más que ofrecer el vino. Pero bueno, antes las negativas…pues para dentro.

En otras ocasiones, la mayoría, los vinos han sido compartidos con familiares y con diferentes amigos que es lo mejor y más apetecible. Así hay “materia” para debatir y contrastar gustos y opiniones.

Desembucho los misilazos:

Primera reunión:

Viña Tondonia Reserva blanco 1989: debo decir que lo he probado otras veces y me ha convencido más que en esta ocasión. ¿Algo tonta la botella riojana? No sé, pero en boca no lo recordaba así…si no con más “chicha”. En fin, cada botella es un mundo en sí misma

Dunn Vineyards Howell Mountain 1982 : Mi experiencia con Cabernets californianos es escasa, ya sean jóvenes o viejos, y por tanto mi recorrido no va muy allá. Debo decir que este vino me sorprendió y me encandiló. Mi opinión es que era un Cabernet bien maduro, intenso, complejo, muy elegante y disfrutable.

Château Figeac 1990 : Tengo predilección por esta casa bordelesa de Saint-Emilion, así que igual mis ojitos lo miran con cariño. Ahora, si alguien cree que esto está malo que me lo diga y si le sobran botellas, me las pido.

Geltz-Zilliken Saarburger Rausch Auslese GK 1983: El vino que acabé bebiéndolo en solitario. Ya sabía yo que hay solitarios más divertidos que partidas de julepe. Buffff, oigan, no se lo pierdan si pueden beber esto.

Segunda reunión :

Chantal Lescure Chambolle-Musigny « Les Mombies » 2004 : Más aburrido que algunos documentales de la 2.

Drouhin Beaune Clos Mouches 2004 : Magnífico chardonnay de la Côte de Beaune en esta etapa juvenil. Hacia dónde irá no lo sabemos pero mientras tanto fue la alegría de esa reunión.

Tercera reunión :

As Sortes 2004: Psss…ni fu ni fa, ni blanco ni negro. Creo que ya hay demasiadas letras describiendo al vino.

Château Latour 1929: Bah, no me hagan caso…esto no sirve. Vinillo…¿alguien tiene alguna más? Es para ir eliminando la viagra y ponerme como receta a esto. Carne de gallina.

Cuarta reunión:

Château Pavie 1955: Juas! Creo que es mi primer 55 en condiciones ya que otros fueron por el fregadero. Eso tiene mérito. El vino estaba para merecer. Una joya a un precio de risa en su momento.

Dönnhoff  Felsenberg Spätlese-Trocken 2006: Dije a ciegas que me parecía Gewurztraminer alsaciana, para que vean mi absoluta incultura y mi poco conocimiento de vinos alemanes. ¿Otra que estaba tonta?…(la botella me refiero).

Antoine Arena Patrimonio 2002: Rico y raro, nunca un vino me había olido a manzanilla de infusión como este. O una de dos, o es que olía a eso realmente o es que mi estómago ya necesitaba un reposo y veía manzanillas por todos los sitios. Venga va…lo bebimos muy a gusto pensando en el norte de Córcega.

Quinta reunión:

Edmond Vatan Sancerre Clos de la Neore 2007: Apabullante. Metan piedras y beban. Buahhhh, qué delicia!! Con unas ostras…

Domaine de la Pepiere Granite de Clisson: Seguimos con las ostras y bebiendo delicias loiranas. Muy rico. Cada vez que pruebo algo del señor Ollivier la satisfacción es altísima y me acuerdo de aquel 89 en NYC con Camblor’s family. ¡Cómo pasa el tiempo! Yo me encuentro más joven… J

 

Pierre Bourée Charmes-Chambertin Grand Cru 1999: Muy bueno, elegante, fino…con el panzone italiano no desentonaba, ni con las setas. Clásico, con vida aún y para no desperdiciarlo.

Jacky Truchot Bourgogne 2002: Delicioso básico, que de básico sólo tenía la absurda categoría. El asunto molaba bastante.

Giuseppe Mascarello Barolo Monprivato 1999: Lástima del corcho…buena roca tenía el capullo de él, pero dentro también estaba.

Domaine Aux Moines Savennieres 1994: Ese toque botritizado delicioso hizo que lo dejásemos para el final. Con el queso mejor que cuando se tomó primero en solitario en comparativa con Vattan y el Granite.

Hubo alguno más de Banyuls (Domaine du Mas Blanc), algún fondillón de Salvador Poveda, algún albariño con más sabor a fruta tropical que un yogourt de piña, algún Toscano realmente delicioso para amueblar la habitación a algún recién nacido o de cualquier persona recién hipotecada por la compra de una casa.

Venga, que estamos en el 2010 y seguro que hay mucho que hacer. ¡¡Al ataque!!

Les dejo con un temita que ha sonado bastante estos días en mi cabeza. Sí, ya sé que soy un plasta y que no tengo remedio pero como comprenderán…a esta edad ya no voy a cambiar:

Un saludo

…………………………….

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios