Estábamos probando hace aproximadamente un mes una serie de Garnachas del Chateauneuf du Pape del año 2000 y salió a relucir un posible acercamiento en la vejez hacia vinos de Rioja con bastante porcentaje de esa misma uva dentro. Es decir, por ejemplo Viña Real Oro de CVNE.

El que lo apuntó fue la persona que durante muchos años fue el padre de esos Viña Real que tantos momentos de disfrute me han proporcionado: Don Basilio Izquierdo. El Don lo pongo por varios motivos. El primero es por admiración personal hacia él ya que ha realizado algunos de los más grandes vinos que he podido probar. El segundo, porque me sigue haciendo disfrutar con su nuevo proyecto personal (Bodega Águila Real) en Laguardia (Álava). El tercero…porque me apetece.  🙂

Así mismo, comentábamos también entre copa y copa que parece que muchas fuentes apuntan a que ese tipo de vinos de Rioja envejecidos encuentran similitudes con ciertos Pinot Noirs borgoñones con años en botella. Es decir, quizá una vez que pierden cierto carácter primario la evolución puede ser ¿similar? Yo sí creo en cierta convergencia en el tiempo entre los vinos sin más experiencia que la de usar el sacacorchos de vez en cuando y probar, porque al final muchos aromas secundarios y terciarios van presentándose de forma similar; y si al cuerpo del mismo lo sostiene una buena estructura acídica ¿por qué no van a existir similitudes entre un Barolo, un Saint-Julien, un Gevrey-Chambertin o un Rioja? Me queda la duda del tiempo…, es decir, a lo mejor un Burdeos necesita más años en botella que un Borgoña para lograr esa “supuesta” convergencia…

No sé, pero bueno, tampoco me preocupa demasiado mientras descorchemos y disfrutemos de todo lo que se pueda.

Entramos en un cierto debate los allí presentes y decidimos comprobarlo en un futuro no muy lejano: juntar en una misma sesión a algún Rioja de la década de los 70’s junto a un Borgoña de esa década.

Eso mismo que comentábamos nosotros en la mesa salió de nuevo a la palestra en Vosne-Romanée, pueblecito famoso donde los haya dentro del mundo del vino borgoñón y por extensión dentro del mundo del vino en general, cuando, visitando los entresijos de un Domaine, pude ver una serie de botellas de vinos de Rioja allí guardadas. Pregunté al respecto y su respuesta fue: “Nos gustan mucho porque vemos cierta convergencia con años en botella”. Así que montamos el guateque.

Acudieron al mismo casi los mismos que nos fraguamos en las charletas anteriores: Basilio, Juan Carlos (el jefe de la Universal de Vinos, ese oasis logroñés en cuanto a tiendas de vino se refiere y que ya ha salido reflejado por aquí en más de una ocasión), Marino (creo que ya les he hablado de la Sidrería San Gregorio, así que sobran más palabras) y yo.

Ante este plantel, lo único que puedo decir es que soy el más joven. En el resto…me machacan. ¡Así que les tomo el pelo con eso! Lo siento por otros amigos como Casimiro y Alberto que no pudieron asistir…bueno, que se fastidien 🙂

 De aperitivo abrimos un Bandol rosado, rico, honesto y disfrutable: Château St. Anne 2008

Nos acompañaban unas bellas “señoritas”, abiertas de caderas un poco en sus formas. Lo de abierta de caderas no es para que se me pongan furiosas las lectoras femeninas, sino que los dos primeros vinos se presentaron en botella borgoñona.

El primer impacto: Pierre Bourée Charmes-Chambertin Grand Cru 1977. Este vino fue mi aportación al guateque. Un Charmes con 32 años a sus espaldas que se muestra como lo que es, elegante, refinado, sutil. El vino está ahí…y eso es lo que vale. Lo demás, milongas.

Luego le dimos cancha a un Viña Real Gran Reserva 1976. Es mi año de nacimiento…un vino enorme. Alucinamos.

Y la guinda…CVNE CVC 1948, 1950, 1952. Un vino de CVNE, en botella de 1 litro, mezcla de varias cosechas, no comercializado por la bodega. Me imagino a Karajan dirigiendo a Strauss en el Danubio Azul  y tengo este vino. Sublime.

El resultado me demuestra que, aún sin saber si existe o no dicha convergencia que yo no dudo pero que no tengo base científica para afirmarla, el buen vino siempre permanece…venga de donde venga.

¡Viva el vino, sus gentes y los que lo vivimos!

 Poco más que decir…

Un saludo

 ……………….

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios