Viernes tarde y cumpleaños de una persona a la que admiro. Caían 89 años. Bien llevados en la cabeza, un poco peor llevados físicamente con achaques típicos pero todo se sobrepone con buen ánimo. Personalmente firmo llegar así, tal y como ha llegado este señor que afortunadamente los médicos le han dicho que puede seguir comiendo de todo, junto con alguna que otra pastilla y que siempre esté gustoso de tomar algún vino.

 

El porqué de mi admiración hacia esa persona es largo y sería demasiado pesado escribirlo aquí en el blog ya que tendría que resumir 32 años, es decir, mi vida. Simplemente le debo bastantes cosas y nos lo pasamos bien juntos, entre otras veces, cuando nos tomamos algún vino.

 

Unas cositas de picar y como me tocó escoger el asunto del beber, decidí hacer honor a ese número que marca el título de esta entrada: Viña Tondonia Blanco Reserva 1989 para intentar empezar la tarde.

                                                                                   

Muy rico, con esos matices oxidativos típicos de estos vinos, con una nariz madura, deliciosamente ahumada, la compota que decía el de los 89 años que le recordaba se la damos por válida. Risas, picoteo y más. Un toque de membrillo delicioso…Todo ello bajo una buena acidez que augura vidilla para este vino. Estructurado y bastante largo.

 

El caso es que luego sacaron unas carnes y había abierto una botella una hora antes porque me apetecía probarla en este día y con esta persona (entre otras). Espero que llegue a los noventa, pero por si acaso (o igual me muero yo antes)…Vieux Château Certan 1981.

 

Este Pomerol como digo se tuvo abierto una hora o así mientras íbamos machacando unos embutidos suaves y alguna que otra filigrana con el blanco Riojano. Muy floral en la nariz, con especias suaves, intenso y complejo. Aprecio más restos fruta roja que negra, chocolate fundido, restos húmedos, toques de tierra, inicio algo cerrado pero se va mostrando poco a poco…daría para más pero se bebió fácilmente y disfrutándolo. En la boca era bastante elegante, muy pulido, redondo, equilibrado. Guardaré alguna más para ver hacia dónde va tirando porque ya sabéis que es una bodega por la que siento bastante predilección y a lo mejor mi objetividad es bastante sospechosa. Bueno, pues que me acusen de ser poco objetivo.

Me decía el de 89 que si su mujer viviese ya se hubiera tomado un sorbito de este vino. Incluso cayó alguna lágrima por su ajada mejilla.

 

Aprovechando la reunión y para evitar que este hombre se viniera abajo recordando a su difunta esposa aproveché a contarle una chorrada referente a  las bondades que me había encontrado unos días antes con un Dauvissat Chablis La Forest 2000 cenándolo plácidamente junto a un pescado al horno (aprovecho para mandar un saludo a una panda de impresentables que tienen una vertical de esto el próximo mes según tengo entendido). Bueno, eso sería otro tema, pero me sirvió para centrarle de nuevo en el vino a este hombre de pelo blanco y evitar que la nostalgia de sus más de 50 años de matrimonio se apoderase de él. En cualquier caso, es un vino que os recomiendo…El de los 89 años decía que si se podría probar pero lamentablemente no le pude ofrecer lo que había sobrado y se quedó con las ganas. Aproveché todo eso para hacerle de rabiar bastante. Me lo perdona.

 

Lo malo llega cuando empieza a meterse con el Real Madrid pero al fin y al cabo nos perdonamos mutuamente.

 

Y encima, después de beber estas cosas me tiene que aguantar con otras como estas, entre muchas, cuando lo llevo en el coche:

 

http://es.youtube.com/watch?v=h2x__9vAtVI

 

http://es.youtube.com/watch?v=D2sfelvHAlU

 

http://es.youtube.com/watch?v=RgY1bRsCnv8

 

http://es.youtube.com/watch?v=gPRQors6NmU

 

http://es.youtube.com/watch?v=F4OXrmxDp44

 

¡Ah!, el de 89… es mi aitite (abuelo por ciertas zonas norteñas), y por eso, con cariño esta entrada va dedicada a él.

 

A por los 90, que lo podamos ver y celebrar juntos.

……………………………….

The Show Must Go On (Queen)

 

 

 

 

 

 

Anuncios