agosto 2008


La verdad es que eran muchos años esperando. Sí, sabemos que siempre se les ha acusado de que hacen lo mismo pero es que, estimados periodistas que preguntan absurdeces, sus seguidores no queremos que hagan otra cosa. Su estilo, su forma…

Ahí vienen (con su nuevo disco, y se puede escuchar el nuevo single):

http://www.elmundo.es/especiales/2008/08/cultura/acdc/

Les esperamos por aquí…

Del lo acometido últimamente, previamente al estallido mental que me supuso el Jean Macle 1986 aparecieron cosas como un muy decente Piron Quartz Chenas 2005 aunque con un punto de robustez temprana, un delicioso Dönnhoff Trocken 2005 que desde mi humilde opinión, lo que hace grande a este elaborador como a muchos otros no es su producción de determinadas joyas como puedan ser el Oberhäuser Brücke Eiswein o Auslese, el Niederhauser Hermannshöhle Auslese o el Schlossböckelheimer Felsenberg Spätlese por citar algunas, si no la regularidad y calidad obtenida también en sus elaboraciones de, en teoría, menor nivel.

Lo mismo me sucede con los Chambolle-Musigny village de Roumier (para mi de los mejores village que uno puede encontrar junto con los Mugnier, Dujac o Hudelot-Noellat) o los monovarietales de Trimbach alsacianos por citar a otros elaboradores de otras zonas en los que encuentro el mismo interés. No me servirían de nada si hicieran grandes vinos en sus cuvées más altas pero verdaderas castañas en sus gamas inferiores. Y a Dönnhoff lo incluyo dentro de ese grupo cuya gama completa de vinos adquiere gran nivel y regularidad.
Este básico Tröcken del 2005 así lo demuestra, valorándolo donde corresponde y al nivel que merece, con una nariz intensa, cítrica y a la vez con cierta golosidad, con matices de fruta blanca fresca, limpia, franca y pura. En boca entra sabroso, con buena acidez, persistencia y cierta untuosidad que en este caso se une a la grasa que acompaña a un rodaballo a la plancha formando un entramado delicioso. Puro disfrute sin ningún tipo de estridencias.
Aprovechando la presencia de caracoles, cochinillos, corderos, cogotes de merluza que pululaban por la mesa otra propuesta semanal nos llevó hacia el Viña Cubillo Crianza 2002 de López de Heredia. Un vino gustosamente disfrutado y del que todavía creo que se podrá seguir haciéndolo. Digo esto de cara a las importantes subidas de precio que me comentan que se observan en la tienda que posee dicha bodega. Entramos entonces en temas espinosos…pero ahí no me verán. En la tienda digo.

Por dar un giro hacia el este, Grecia y su sirtaki siempre fueron atractivos. Al menos, a mi me gusta ese tipo de danza. Para ello, un Manousakis Nostos 1997, que no se comportó mal con su mezcla de Syrah, Grenache, Mourvedre y Roussanne..

Llegó el estallido Macle. No sé, una pasada de vino. No sé muy bien qué decir…

Le acompañaron un delicioso Grand Vin de Léoville du Marquis de Las Cases 1970 y un Madeira Henriques & Henriques Verdhelo 1934 que hizo sobremesa agradable.
Bueno, creo que habrá que celebrar el regreso de esta banda de los hermanos Young. Con algún vino…

Un saludo

………………………
The Show Must Go On (Queen)
Anuncios

Me llega la noticia de que Eric Solomon busca vinos en Ribeira Sacra ya que consideran que los vinos a base de Mencía envejecidos en barrica tienen un gran potencial en el mercado estadounidense. Dice lo siguiente:

Daniel González es el catador del equipo de expertos de Eric Solomon Selections que se ha desplazado recientemente a Ribeira Sacra en busca de nuevos vinos que incluir en su catálogo. Esta firma, la segunda distribuidora de marcas españolas de vino en Estados Unidos, se especializa en productos de alta calidad elaborados por pequeñas bodegas europeas, y es la primera vez que se interesa por los vinos gallegos de la D.O. Ribeira Sacra.
El Parador Nacional de Turismo de Monforte (Lugo) ha sido el escenario de la cata, en la que han participado con sus muestras un buen número de bodegas amparadas por el Consejo Regulador. Una vez realizada la selección, la empresa de distribución se pondrá en contacto con aquellos elaboradores que más les interesen.
David González está convencido de que los vinos a base de uva
Mencía envejecidos en roble pueden ser muy bien acogidos por los aficionados estadounidenses, más aún si se sabe explicar su origen en los viñedos de las características empinadas laderas de la Ribeira Sacra. Desde el Consejo Regulador se valora como un gran espaldarazo el interés mostrado por Eric Solomon Selections y como un renovado empuje para sus exportaciones, tras las buenas críticas que Robert Parker hiciera hace unos meses sobre los vinos de esta Denominación de Origen.

Muy bien, pero el que se anuncie a bombo y platillo en páginas de organismos oficiales españoles me suena a dos cosas: 1) A desesperación y 2) Invitación a posible desarrollo descabellado de la zona. ¿Un nuevo boom a la vista? Un poco de yu-yu me produce…

Solamente el tiempo lo dirá.

Por si acaso, siempre las versiones originales fueron las mejores:

http://es.youtube.com/watch?v=5X7srWjn-z4

Gracias Berlanga.

Un saludo

……………………………….

The Show Must Go On (Queen)

Les cuento que estoy suscrito a demasiados boletines, revistas y demás panfletos de diversa índole de noticias del sector vitivinícola (siempre he pensado que la información y estar informado es importante) y a veces uno los lee demasiado por encima como para prestarles atención. En otras ocasiones hay que pararse y leer dos veces.

En esta última ocasión uno de los boletines parecía el típico suplemento que viene en los periódicos en donde las ofertas inmobiliarias son la base fundamental del mismo, pero no es que se vendieran pisos…lo que se vendían eran bodegas.

Ya saben que la situación a nivel mundial está ciertamente difícil pero mi incapacidad de análisis económico me impide llegar más allá. Tampoco lo pretendo. Y evidentemente el mundo del vino no es ajeno a todo el entorno socio-económico que lo rodea.

Mucha gente se ha introducido en este sector procedente de diversas actividades profesionales no vinculadas al vino porque supongo que pensarían que esto sería tan fácil como construir y vender pisos en los años pasados, vender tornillos en serie o vaya usted a saber. Famosas inversiones han ido cayendo a lo largo y ancho de la geografía mundial y el tufillo que todo ello empieza a despegar recuerda a una mofeta bastante cabreada. Creo que me entienden.

Bodegones faraónicos, producciones irracionales, barrabasadas comerciales, falta de una planificación estratégica a nivel local, regional y nacional (luego me hace gracia escuchar a los políticos de turno y de diferentes ámbitos regionales hablar del vino, del enoturismo…), y así podríamos entrar a tratar todo esto mucho más profundamente pero eso daría para tertulias largas y para un intenso y profundo debate del sector. Y para eso, una buena copa de vino puede ser un gran aliado.

Al hilo de esto se me ocurren cosas…déjenme que piense unos cuantos meses e intentaré plasmárselas a los lectores de este blog.

Mientras tanto, para ávidos compradores les dejo con algunas ofertas (comprendan que omita referencia de la venta y zona de la misma) que solamente tratan de mostrar una situación que les comentaba:

Se vende explotación vitícola de 60 ha con 38 ha plantadas con viñedos en espaldera de 8 años aproximadamente, con muy buenas variedades para vinificar y en toda su extensión con riego por goteo. Además posee 8 ha de riego contra heladas. Construcciones y maquinarias.

Se vende bodega con 5.500 barricas de roble frances y americano. Capacidad total 3.000.000 l. Bodega con marcas muy conocidas. Producción media ,2.000.000 l. 4.000.000 m2 de construccion. Muy bien situada en un enclave de zona enoturistica. Maquinaria y utensilios de ultima tecnología.
Se vende bodega con capacidad total 12 millones de litros. 2.000.000 de botellas en botellero. Parque de 16.000 barricas de roble americano y frances. Marcas conocidas, 50 % de sus ventas ,son de vino embotellado, 70 % de sus ventas en el extranjero y 50 % de ellas en Inglaterra. Superficie total de la bodega 18.000 m2. Muy bien situada en plena zona enoturistica.
Se vende bodega con capacidad de 750.000 litros, ampliable a 1.500.000 litros. Parque de barricas 450 barricas, mixto americano frances, grano medio, ampliable a 4.500 barricas. Edificio 1: depositos, barricas, elaboración, embotelladora, laboratorio y oficinas. Edificio 2: 4 suites, amplio salon social, con comedor, club de la barrica, nichos botelleros y durmientes para 200 barricas del club, amplio almacen de producto terminado y materiales auxiliares, incluye casa. Todo es de nueva construcción y con 4 amplias entradas.
Se vende bodega con capacidad de 500.000 litros, ampliables a 1.000.000 litros. Parque de barricas de 100 de roble americano ampliable a 500 barricas. Ultima tecnologia para la elaboración. Bodega para mucho embotellado, muy manejable y con poca inversión, mucha producción y alta rentabilidad. 2.000 m2 de superficie. Muy bien situada en plena zona enoturistica.
Se vende bodega con capacidad para 450.000 litros ampliable a 650.000 litros. Parque de barricas de 100 de roble frances ,ampliable a 500 barricas. Ultima tecnolgia en eleboracion,y de moderna construcción. El accesso a la bodega esta todo rodeado de viñas. Salon social.ofinas,comedor y laboratorio. Bodega dedicada al vino ecológico y orgánico.
Se vende bodega con capacidad para 600.000 litros. Parque de barricas de 800 de roble americano y frances. Existencias actuales ,de vino embotellado de crianza y reserva, en bodega de 1,500.000 €. Muy bien situada en plena zona enturistica. Dispone de un magnifico hotel con 45 habitaciones, con restaurante y un museo del vino. Amplias posibilidades a elegir.
Se vende bodega destinada al Enoturismo y producción de vinos de alta gama, con Club de la barrica (100 barricas roble frances) y con capacidad para 50.000 botellas, en nichos de ladrillo viejo y madera. Caseron del siglo XVII, consta de piedra de silleria y maderas nobles. Amplios comedores para 70 personas, instalación para catering, sala para conferencias, catas, exposiciones, etc.
Solamente me queda darles ánimos.
Un saludo
………………….
The Show Must Go On (Queen)

Creo que quien más o menos sigue las entradas en este blog sabe de mi queja y rechazo ante los abusos que se han hecho en las aplicaciones de abonos nitrogenados y fosfóricos en la agricultura española ya que en más de alguna ocasión he hecho referencia a este tema como uno de los males mayores refiriéndome al viñedo.

Me envían unos datos referentes a la campaña 2006 que creo que son demoledores. Se los cuento.

Dichos datos determinan que en cuanto a la aplicación de Nitrógeno existen unos excedentes de 273.536 toneladas, más de un 15% de lo que el sector se gasta en abonar entre fertilización mineral (919.363 toneladas) y orgánica (347.594 toneladas de Nitrógeno).

Los excedentes en Fósforo alcanzan la cifra de 142.430 toneladas de P2O5 sobre una fertilización conjunta entre orgánico e inorgánico de 849.000 toneladas anuales.


Les dejo aquí algunos anexos al respecto:

http://www.agrodigital.com/images/balancen.pdf

http://www.agrodigital.com/images/balancep.pdf




¿Para cuándo se van a implantar unos sistemas de abonados racionales y basados en análisis técnicos de suelo y de campo? No creo que lo vea.

Mientras, seguiré bebiendo vino y disfrutando lo que pueda.

Un saludo
………………………….
The Show Must Go On (Queen)

Seguro que saben que Martin Scorsesse es un gran director, e incluso es posible que Rosanna Arquette sea una estupenda actriz. Pero el título de esta entrada del blog, aunque coincide con la película rodada por el citado cineasta y protagonizada por dicha intérprete, no se refiere a referencias cinematográficas. Más bien podíamos hablar de paseos por el placer (vitivinícolamente hablando, no sea que alguno o alguna intente dar rienda a su imaginación y piense más allá de lo que corresponde ahora) en torno a una mesa.

Cinco zonas, cinco vinos, cinco personas. Ya ven, la magia del 5. El número que indica el punto medio, y ya saben que en el término medio dicen que está la virtud de las cosas, el puro equilibrio. Pues esa virtud la encontré disfrutando casi de un paseo celestial por un conjunto de vinos. Había tres vinos tintos, un blanco seco y uno blanco botritizado…pero por el carácter de los vinos decidimos empezar por los tintos, aunque el orden era lo de menos ya que lo mejor era de disponer copas e ir probando poco a poco la evolución de los mismos.

Empezamos en España, concretamente en la Rioja. Cuando hicieron este vino las cosas eran diferentes a hoy en día. En Elciego todavía no existían láminas de titanio decorando el paisaje de ese pueblo con tanta construcción de piedra, además los Beatles daban su primer concierto en el Cavern Club de Liverpool o incluso nacía mi admirado James Worthy, ya saben, ese alero que tanta gloria nos dio a los aficionados Lakerianos varias décadas más tarde. En fin, que me disipo…hablo del Marqués de Riscal 1961.

Aparece con un capa de color intensa, síntoma también de cómo han cambiado las cosas ya que posiblemente este vino llevase un alto porcentaje de Cabernet Sauvignon en su coupage. La nariz rápidamente expresa una sensación tremenda de barro, arena mojada y hongos. La intensidad es buena y el vino empieza a dar alguna cabriola hacia restos de especias y algún toque como balsámico ligero.

La conversación giraba en torno a la evolución actual de los vinos y a su capacidad de guarda. Pero eso daría para comparaciones odiosas y largos textos que podrían llenar muchas entradas de diferentes blogs, o incluso hasta para poner una línea telefónica de esas 806 de predicciones del futuro. Pero eso no nos compete. Solamente pensábamos en disfrutar.
Vuelve a cambiar en nariz y resulta hasta similar a toques de PX. Me recordaba la miel y cierta uva madura con algo de pasificación y toques de café.. Curioso.

Al entrar el vino en la boca la estructura es buena, agradable aunque con cierta rusticidad. Sí, no está excesivamente pulido y tiene un toque levemente amargoso en su paso medio. La acidez está presente, el cuerpo es medio y la longitud es larga. Deja un gusto de nuevo terroso y atrufado. Un gran vino desde mi punto de vista aunque es posible que le falte algo de elegancia. Esto de la elegancia es muy subjetivo y realmente todo depende frente a qué lo compares. Se me ocurren infinidad de vinos que en cuanto a elegancia quedarían respecto a éste igual que lo haría si comparamos a Amy Winehouse frente a Nieves Álvarez. A mi, es que me resulta la segunda infinitamente superior a la primera. Pues eso, con los vinos ídem…y el tema es que después de este Riscal apareció algo realmente soberbio.

En este caso la segunda propuesta va hacia una zona donde también han evolucionado mucho las cosas. Presenta una cierta relación con la Rioja ya que la historia está ahí y Burdeos estuvo en contacto con La Rioja por motivos ya conocidos.

Este vino es de un año que, sin preveerlo antes, nos servía un poco para compararlo con el anterior: 1962. Ya saben que fue una muy buena añada detrás de la mítica 1961 y la oportunidad era más que interesante.

Al servir este Château Pape-Clément 1962 vemos que la capa de color es ligeramente inferior a la que tenía el Marqués de Riscal servido anteriormente pero en nariz se muestra bastante más vivaz y didachero que el pariente del sur. La primera impresión vuelve a ser ese síntoma de humedad acompañado de tierra, se juntan frutillos rojos y un aroma un tanto curioso como de especias y hierbas aromáticas. El aire le viene muy bien y bomboncitos de chocolate negro parece que entran por la nariz…mmmmm. ¡Qué delicia!


Hablábamos mientras de la situación actual de la viñas en esta zona cercana a la propia ciudad de Burdeos donde queda también cercano el Château Haut-Brion y su acompañante La Mission Haut-Brion entre otros, metidas entre zonas industriales, asfalto y curiosos paseando a su alrededor (entre los que me encontré en su día), y con su siempre atractiva densidad de plantación.

Ya saben que hoy en día este precioso Château que tiene el nombre de Pape-Clément pertenece al emporio Magrez y de su asesoramiento enológico por parte del controvertido Michel Rolland. Con alguna experiencia en añadas recientes la situación es algo distinta frente a lo vivido con este 62 pero no sé la posibilidad de evolución y envejecimiento de los actuales vinos ni hacia dónde irá su tendencia. Solamente el tiempo nos dará la respuesta pero a priori las esperanzas no parecen muy alentadoras.

Comentaba antes de la elegancia y es que al meter el vino en la boca la situación es acojonante. Perdonen que lo defina así pero es que no se me ocurre otra cosa. Fresco como un chaval, elegante como una buena dama, redondo como una pelota. Todo se combina a las mil maravillas para dar un conjunto sedoso y de gran profundidad. Oigan, que no quiero que se me acabe la copa…El postgusto vuelve a ser terroso, con especias y tostados tan sutiles que resulta delicioso.

Ante esto, uno empieza a preguntarse cuatrocientas mil cosas acerca de las maravillas que ofrece, y a plantearse cuestiones y dudas…pero la electricidad de la tercera copa en el primer pequeño sorbo hizo un silencio que requería la máxima atención hacia él, sin abandonar a ratillos algunos restos de las dos copas anteriores que iban circulando entre los presentes para ir viendo qué iban deparando.

El tercer vino nos lleva a un año más moderno: 1996. Fíjense si es más actual que en los otros dos, el que escribe estas líneas no era todavía ni siquiera un proyecto embrionario. En cambio, en el 96 ya me contemplaban 20 primaveras…

Buen año en la zona dicen los expertos. Y si un buen año cae en buenas manos el resultado suele ser apabullante. Claro, darle caña a la Pinot Noir en estas condiciones puede ser una situación de disfrute máximo.

Me acuerdo cuando divisé con unos amigos por primera vez la parcela de la que procede este vino. El pueblo que quedaba detrás estaba desértico y un mapa indicaba el camino que debíamos seguir. Parecía que buscábamos un tesoro o algo así pero para el aficionado al vino ya saben lo que significa Vosne-Romanée en la Côte de Nuits de Borgoña. Nunca un pueblo tan enano significó tanto…allí hay joyas de viticultura como ya saben, y si no, les aconsejo que vayan.

Al servir este Domaine de la Romanée-Conti “La Tâche” 1996 el color aparece de cierta capa rojiza con buena tonalidad. No es ligero en su movimiento y al principio la nariz es costosa de expresarse. Bueno, vamos a darle tiempo y era curioso cómo cambiaba el asunto de olerlo de unas copas a otras.

La Tâche es un viñedo mítico que es monopole del Domaine arriba citado y aunque no tengo un largo recorrido con este tipo de vinos ya que solamente probé una vez a ciegas un 1990 (que me pareció uno, si no el mejor, de los tintos que he bebido) esa experiencia me fascinó tanto que considero a este viñedo como mi opción favorita de la Borgoña tinta de la Côte de Nuits junto a Musigny dentro de lo que he podido probar. Bueno, aquí vendrán gustos diversos: unos dirán que si Chambertin, otros que si La Romanée-Conti (ése se me escapa porque lo desconozco en mi boca y nariz), otros que si Cros Parantoux o Les Amoureuses (éste sería el tercero para mi), o incluso alguno será gustoso del Clos de Vougeot (en este discreparía tanto…que mejor no empiezo, ya que hay grandes Vougeot pero también hay castañitas que aprovechan el nombre para hacer auténticos desequilibrios calidad/precio) o de Chambertin, Clos de Béze por citar algunas parcelas míticas…¡Pues olé por todos!. Hay tantas opiniones para leer y contrastar…

El vino cambia. Va a más. Mineral, roca, suelo, barro, si alguna vez sacan una raíz de viña del suelo (¿no se avecinan arranques con las nuevas regulaciones?…aprovechen), huélanlas y lo identificarían con este vino. Va ganado en una atractiva complejidad y profundidad. Fruta negra que recuerdan a las prunas, regaliz y un fondo de hojarasca seca. Se aprecian tostados, restos sutiles avainillados y de moka, cacao y chocolate negro. Al rato eran más especias…Era un vino de muchas horas.

Bufff, es intensa dándole algún meneíto en la copa del tipo Borgoña (no voy a hacer publicidad de la casa, que ya sajan el hígado cuando las venden). ¿Y si lo llevamos a la boca? Ahí me tumbó y me ganó. Me rindo ante él.

Entra no demasiado potente pero pega un estallido dentro que alucinamos todos los presentes. Es eléctrico, vivo y a la vez elegante, con gran estructura, acidez magnífica y un tanino del fruto realmente sabroso. ¿La madera? Joder, aquí no hay serrerías en la sala de barricas: trabajada tremendamente bien. Es largo, muy largo, de nuevo las sensaciones minerales y de moka aparecen, así como restos especiados y de fruta negra.

Iba estando cada vez más abierto con el paso de los minutos y quizá se podría afirmar que con esa viveza que presenta la capacidad de desarrollo en botella debe ser larga y espero poder comprobarlo en unos años.

Rioja, Burdeos y Borgoña. Tres estilos distintos bien patentes en lo bebido y disfrutado. Surgió el tema del precio en el tercer vino pero que quieren que les diga…vamos a abstraernos por unas horas y a disfrutarlos.

Teníamos el primer blanco decantado y enfriándose un poquito pero ya estaba listo para servir (guardamos copas de los otros vinos para ir poco a poco saboreándolos a lo largo de la noche). Una vuelta de tuerca hacia la ribera derecha del río Ródano. A ciegas jamás hubiera dicho que era un vino de Viognier y menos de 1998 con ese color amarillo levemente pálido que presentaba.

Este Château Grillet 1998 del Domaine Neyret-Gachet estaba realmente tímido en la nariz. Parecía una pequeña tarta de limón metida en el cristal por los aromas sutiles a dicho cítrico que presentaba en sus comienzos tras servirlo en las copas.

Hablando de las pequeñas Denominaciones de Origen españolas, éste es un caso de esos, porque si no recuerdo mal era la única apelación francesa formada por una única bodega. Ya va oliendo algo a melocotones y como a roca…vamos cambiando y cada vez más interesante. La nariz ofrece un deje mantequilloso y como pan de molde tostado que, combinada con la frescura cítrica, le da un aire curioso. Y hasta olía un poco como a bechamel y otros matices lácticos…(¿o es que estaría pensando yo en hacerme unas croquetas acerca de las 23.30 de la noche?). Bufff, ¡qué ricos los quesos mientras tanto!

Y el Borgoña seguía más especiado…el Pape-Clément lamentablemente había desaparecido de todas las copas y el Riscal quedaba bastante aromatizado a café.

La boca del Viognier era deliciosa, cremosa, mantequillosa pero no pastosa, viva, con grandísima estructura, muy largo, apareciendo minerales y cítricos en el postgusto. Una delicia de juventud en este vino…¿No queda más en el decantador? Lamentablemente, no.

Para terminar, y de nuevo situados en Francia, ¿qué nos quedaba si tenía que ser algo botritizado como he comentado al principio?: Un Chenín rico de la zona de Coteaux de L’Aubance en el amplio valle del Loira. Y para ello dimos cuenta de un Domaine de Bablut de Daviau 1997

Con un color entre anaranjado y tonos más ocres el vino es algo más que intenso. En nariz parece un tortel recién sacado del horno, con aromas finos a pastelería, incluso algo de caramelos de malvavisco y miel, orejones y almendra tostada. Es compleja y seductora.

En boca es un perfecto acompañamiento para unos trozos de Reblochón que me iba metiendo poco a poco entre sorbitos (no me pregunten los puristas si ésa es la mejor combinación posible porque no tengo ni idea si este queso de la alta Saboya sería lo adecuado para este vino…pero es que me pareció tan sublime la combinación que si hace falta, pues debatimos con los puristas J). Presenta el vino un equilibrio entre azúcar, acidez y un leve (pero elegante) amargor realmente delicioso, con densidad, muy largo…Bufff, muy rico de nuevo este último vino.

Como podrán apreciar creo que salí realmente satisfecho, y he de decir que también perfectamente sobrio, de esta magnífica reunión que tuvimos en donde la consigna había sido clara: disfrutar. Para mí, quedará grabado este día en mi pequeña y única neurona como uno de los mejores en torno a buenas viandas y unos vinos realmente excepcionales, y lo más importante de todo: compartidos con excelente compañía.

Las diferentes fotos son personales, de diferentes visitas a algunos de los lugares mencionados en esta entrada
Les dejo con dos vídeos en esta ocasión de dos de mis canciones favoritas para redondear a una de mis noches vinícolas más apabullantes. La primera es en reconocimiento a estos elaboradores, a estas viñas, a este pedacito de historia que nos hemos bebido, a este momento de disfrute. Para mí, son como héroes.

La segunda es para animarnos a que todo esto…debe continuar.

http://es.youtube.com/watch?v=YYjBQKIOb-w

http://es.youtube.com/watch?v=4ADh8Fs3YdU


Un saludo