junio 2008


El mundo del vino no quería ser menos en esta fiesta que ha coronado a la Selección española de fútbol como Campeona de la Eurocopa 2008 en Austria y Suiza y así, me llega esta noticia:

“Los jugadores valencianistas de la selección española David Villa y David Silva han sido premiados por sus goles en la Eurocopa de Suiza y Austria con sendas barricas de la bodega Torre Oria.
Cada jugador recibirá una barrica personalizada de 250 litros y cuando el vino alcance la categoría de reserva será entregado a ambos futbolistas una vez embotellado.Se personalizará la etiqueta de la botella con el nombre de los jugadores a través de una edición especial de la selección española de fútbol, informaron fuentes de la bodega.Para el director general de Torre Oria, Javier Aguirre, “el sueño se ha hecho realidad y España jugará la final de la Eurocopa y por eso hemos querido apoyar con esta iniciativa a la selección española a través de sus jugadores del Valencia”.Aguirre espera que Villa y Silva visiten la bodega con el título continental conseguido para que cada futbolista firme en la barrica que les corresponde”.

Pues felicidades a todos. Hacía 44 años que se esperaba y al fin se ha conseguido. Qué quieren que les diga…es que soy muy merengón y espero con más aínco la Décima Copa de Europa del equipo blanco.

En este sentido de campeonatos de Selecciones pienso que habría que ponerse a buscar una letra seria para cuando suenan los himnos iniciales. Es que escuchar a los franceses, rusos, ingleses y alemanes me pone los pelos de punta…

Escojan:

Yo me quedo con el ruso…

Un saludo
………………………

The Show Must Go On (Queen)
Anuncios
No es una noticia nueva pero me la han contado hoy:
Transcribo lo que me han mandado:

Decisión insólita: un catador de vinos aseguró su nariz por US$ 8 millones
Ilja Gort, de 47 años, dijo que su sentido del olfato es “esencial” para su trabajo. La póliza la sacó en la londinense Lloyd’s, donde Keith Richards aseguró sus manos, la actriz Marlene Dietrich sus piernas y América Ferrara, protagonista de Ugly Betty, su sonrisa, por US$ 10 millones. Keith Richards se aseguró las manos, la actriz Marlene Dietrich las piernas y ahora un conocido viticultor y catador holandés sacó una póliza por 8 millones de dólares sobre su principal instrumento de trabajo: la nariz. “Sería un horror perder el olfato”, pensó Ilja Gort al enterarse que un hombre había perdido ese sentido en un accidente automovilístico. “Significaría que uno no puede probar más el vino. Saborear el vino es algo que se hace con la nariz y no con la boca”, dijo para justificar su extravagante decisión. El holandés, de 47 años, señaló, además, que su sentido del olfato le resulta “esencial” para producir vinos de calidad en su viñedo Chateau de LaGarde, en la región de Burdeos. Tras conocer la noticia que lo sacudió, recurrió con rapidez a la casa londinense Lloyd’s, famosa por asegurar partes del cuerpo. Recientemente, América Ferrara, la protagonista de “Ugly Betty”, la versión estadounidense de “Betty la fea”, se aseguró la sonrisa por 10 millones de dólares. Antes, Marlene Dietrich había sacado una póliza para sus piernas. A Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, le sirvió ser previsor, ya que fue recompensado cuando se lesionó un dedo durante una gira. El contrato de Gort, que asegura su nariz y sentido del olfato, establece cláusulas no menos insólitas que el contrato en sí. La lista incluye que el holandés no puede conducir una motocicleta, ni ser boxeador, asistente de lanzador de cuchillos o tragafuegos. “Ahora no podré pelear con Mike Tyson”, bromeó.”

Vaya…¿acaso planeaba pelear con Tyson? 🙂

Mientras, por aquí les dejo con un video de un grupo admirado y que el título de la canción reproduce la situación. Pero parece que mejorará.

http://es.youtube.com/watch?v=hp9dt3ypSZM

Un saludo
……………………………
The Show Must Go On (Queen)

Como dije en la anterior entrada estaba dando los últimos sorbos (ya que creo que este vino hay que beberlo despacio) a una copa que me ha provocado unos recuerdos especiales.

Vamos a ver si soy capaz de creer que no me estoy volviendo loco después de probar este vino. Y es que el sabor que me deja en mi boca es distinto a todo lo que he probado hasta ahora.


Estoy hablando del Amontillado NPI perteneciente a la serie que el equipo Navazos nos propone en sus selecciones “La bota de”.

Sí, sé que lo que voy a decir puede parecer extraño y me tomen por zumbado pero es que me deja el mismo sabor que las almejas a la marinera que hacía mi querida y difunta Amama (abuela en en País Vasco). Este vino me ha traído esa imagen, ese día en que mi Amama me explicaba en la cocina cómo hacía esas almejas…y ese sabor que quedaba en el plato me lo he encontrado en el delicioso y largo postgusto que deja este vino.

Eso me emociona… y mucho.

Para mi eran exquisitas por todo, porque ella lo era y porque de ella aprendí lo poco que soy. Era tradición en mi casa comerlas el día de Navidad con los amigos Rivero de Bilbao a mediodía. Me trae recuerdos antes de su fallecimiento en mis brazos aquel fatídico día del mes de Abril. No me pregunten por el color, ni por la nariz complejísima, o por más cosas. Me olvido de todo. Gracias Jesús, gracias Equipo Navazos porque habéis conseguido que esto sea especial para mi persona, y por supuesto… gracias Amama.

Como creo que a pesar de todo nunca hay que perder el sentido del humor…si a mi Amama la hubieran dado una copa de este NPI antes de punzarla un determinado tumor irreversible por ver si había alguna mínima posibilidad y tras el fracaso quedar en coma, creo que la muerte hubiera sido, aunque inevitable, mucho más placentera y menos dolorosa. Para ella….y para mí.

No puedo seguir escribiendo porque la emoción es profunda.

En dos entradas anteriores (http://iglegorburu.blogspot.com/2008/05/ciclo-vegetativo-i.html y http://iglegorburu.blogspot.com/2008/05/ciclo-vegetativo-ii.html) ya apunté las fases que aproximadamente se dan en cualquier ciclo vegetativo y además insinué que la vid realiza otro ciclo de vital importancia: el ciclo reproductor. Sí, la vid también necesita reproducirse, perpetuarse, dejar herencia, tener un momento de éxtasis, de alumbramiento.
Los hijos: las uvas

Que diga que tiene vital importancia suena un poco a Perogrullo ya que como podrán suponer todo lo que se refiere a la producción de uva es fundamental para luego obtener un buen vino. Y además es un ciclo curioso ya que no va a durar un año, si no dos. ¿?

Por verlo esquemáticamente pongamos el ejemplo de los años 2007 y 2008, el que se va a vendimiar pasado este verano. Es decir, lo que ocurra en la vendimia del 2008 va a estar en parte predeterminado por lo ocurrido en el 2007. Y es que en este ciclo hay varias fases.

Primer año: Iniciación floral
Segundo Año: Ciclo reproductor propiamente dicho: Floración, cuajado, etc.

Durante ese primer año (2007 en este caso propuesto) se daría lo que se conoce como “iniciación floral” que no es más que el mecanismo por el que una yema va formando los conos vegetativos con sus primordios de hojas, inflorescencias, etc. Esta iniciación floral de esas yemas francas comprende por lo tanto una inducción floral (momento en el que en una parte del cono vegetativo que se está formando en la yema uno de los meristemos induce una inflorescencia, y que se suele producir cuando florece-para dar las flores y uvas de la vendimia 2007- el pámpano en el que se encuentra esa yema franca ) y de una diferenciación posterior (dándose primero una diferenciación de las inflorescencias a continuación de la inducción y que dura hasta el agostamiento parándose luego el proceso; y posteriormente una diferenciación de las flores que ocurre ya en la primavera siguiente al desborre que ya sería el año 2008 en mi caso).

Por lo tanto, que en 2008 exista más o menos uva va a depender también en parte de las condiciones en que se haya dado la diferenciación de las inflorescencias (junio-septiembre del 2007 como he dicho antes), y existen interesantes factores que creo que influyen bastante en esta iniciación floral.

En primer lugar la temperatura media, sobre todo en el periodo aproximado de 15 de junio al 15 de julio de ese primer año. Con valores superiores a 30-32º C los problemas pueden ser bastante evidentes.

En segundo lugar la iluminación directa que incide sobre la yema es fundamental, y ahí podríamos entrar a debatir multitud de sistemas de conducción (que si dobles cortinas en plantas con excesivo vigor para así dividir en dos a la vegetación, que si las liras, que si el Scott-Henry, etc)…pero lo dejaremos para otro momento. Claro, en relación a esto vemos que el vigor de la planta es fundamental también. Así, en situaciones de clima fresco…¿qué me interesa puesto que el vigor del pámpano está algo más garantizado? Pues conseguir más temperatura, más luz…¿Y en situaciones de clima cálido?: pues como lo que sobra es temperatura…habrá que actuar sobre el vigor ya que es lo que más me puede afectar alas variaciones de fertilidad.

En tercer lugar, cualquier causa que provoque defoliación va a ser negativa en ese periodo (pedriscos, ataques de mildiu, etc.)

También son de importancia factores bióticos como pueden ser la variedad de uva, el equilibrio hormonal que se tenga entre giberelinas, auxinas y citoquininas, así como una serie de múltiples factores culturales (se me ocurre el tipo d epoda, el riego, la época de poda, etc.)

Por ejemplo, y en relación a la defoliación que comentaba antes, hace poco se hablaba de posibilidades de pedriscos intensos. Desde mi punto de vista, si cae un pedrisco y ya se ha dado la inducción floral intentaría dejar ese pámpano y lo podaría al año siguiente a dos yemas que ya están inducidas. Si no se ha dado la inducción intervendría podando el pámpano para generar una nueva brotación y que se diera así la inducción. Es decir, el pedrisco me podrá fastidiar la presente cosecha pero hay que intentar actuar pensando en la próxima.

Ante todo esto dicho y si resulta que la uva de un año puede más o menos venir predeterminada parece que podríamos predecir la fertilidad del viñedo. Hombre, a mi esto me parece que se podría hacer de forma puntual en alguna parcela pero tomarlo como una regla general puede entrar, desde mi punto de vista, en el terreno del absurdo. Aún así, es interesante, como digo, hacerlo puntualmente. Y para ello me propusieron varias formas de hacerlo (he de confesar que alguna la he intentado pero me resulta más que complicado).

La primera de ellas consiste en hacer un corte longitudinal de las yemas más próximas a la base y ver si tienen muchas o pocas inflorescencias preformadas en el cono principal.

La segunda consiste en hacer una disección de yemas y ver en el cono el número de inflorescencias formadas y luego sacar una media.

La tercera, y que creo que es la única que me atrevería a aconsejar, es provocar una brotación forzada de yemas poniendo una estaquilla con la yema en condiciones adecuadas con agua, vermiculita, y a unos 25º C…y si las yemas no están dormidas pues brotarán, y así veo el número de inflorescencias (si estuvieran dormidas, le meto un poco de agua caliente durante 24-48 horas y las coloco luego en las condiciones anteriores). Esto, por ejemplo, se puede hacer en Noviembre o así…

En fin, anécdotas.

La siguiente parte del ciclo reproductor ya ocurriría en el año propio de la cosecha (2008 según el ejemplo que he puesto) pero lo dejaremos para otro día. Ahí ya se dará la floración, el cuajado del fruto, etc.

Pero antes debo contar lo que me ha ocurrido delante de un vino al que le estoy dando en este momento los últimos coletazos. Lo definiría como un “shock emocional”. Ya lo comprenderán…o igual no.

Un saludo

……………………………..
The Show Must Go On (Queen)
En Logroño (La Rioja), del 29 al 31 de Agosto del 2008

http://ewbc2008.wineblogger.info/

¿Habrá organización tipo Eurovisión? :-). No vale dar puntos al vecino…
Un saludo
………………………….
The Show Must Go On (Queen)
Se fue un maestro, Mr. Bo Diddley. Siempre recordaremos esa guitarra rectangular que dio temas como Who Do You Love, Mona, Pretty Thing y muchos más.
El mundo del rock´n roll está de luto.
Descanse en paz
Un pequeño homenaje

http://es.youtube.com/watch?v=jiYWrvsuONk

Tras un viaje a tierras madrileñas desde la empapada Rioja, a las 21.00 horas estábamos todos ¿todos?… (No, alguno llegó algo más tarde pero eso es norma habitual en las reuniones que solemos hacer) en casa del amigo Olaf. La inaugurábamos en cuanto a este tipo de reuniones se refiere. Se unió a la jornada Jose, ya saben que forman el duo con su excelente blog (Olaf & Jose), además de los habituales (con algunas ausencias a las que como siempre echamos de menos) y el punto de partida fue el Priorato blanco: Mas d’en Compte Blanc 2004. Un vino de color amarillo dorado algo intenso, con buena nariz, madura, mineral, ligeramente especiada y ahumada. En boca entra sabroso pero se queda a medio camino en la viveza, pudiendo resultar algo cansino por una acidez bastante mediana (servirlo un poco frío creo que puede venirle bien). Final de mediana longitud.

La siguiente parada nos transportaba a la visita que en su día nos hizo Carlos, otra persona que participa de forma activa en la enoblogsfera con la obligada lectura de su blog (Roco and Wines). Nos trajo unas botellas de Albariño Do Ferreiro Cepas Vellas 2006 (D.O.Rías Baixas) y aprovechamos para abrir una. El vino es de un color amarillo verdoso, con una nariz un tanto tímida, aromas a césped, manzana verde, algún toque mantequilloso, no demasiada expresiva. En boca en cambio el vino es francamente interesante, vivo, alegre, con una acidez alta, levemente amargoso, de buena persistencia, con vida por delante…Guardaremos alguna más para años futuros e ir viendo cómo va desarrollándose. Gracias, una vez más, Carlos. Espero que te animes pronto a juntarte de nuevo con estos zumbados. Ya sabes…

Las dos siguientes propuestas nos obligaron a salir de la Península Ibérica. La primera de ellas tomamos rumbo a Alemania, a Pfalz, de donde abrimos el Ökonomierat Rebholz Riesling Vom Buntsandstein Spätlese trocken 2004. Color dorado de cierta intensidad, nariz bastante evidente, aromas ligeramente metálicos, minerales, hidrocarburos, fruta blanca. Boca con buenísima acidez, estructurada, ligeramente grasa, buena persistencia y equilibrio. Muy rico. Se sirvió decantado y creo que fue un buen acierto. Hace muy poco que parte de los presentes (entre los que no me incluyo) hicieron una cata de Riesling´s alemanes Grand Cru 2002 y creo que fue muy interesante, a ver si nos lo cuentan…A estos chicos les apasionan estos vinos. A mi también.

En el Chateauneuf du Pape (daría para un bonito debate la evolución hacia el improperio que ha seguido esta región del Ródano), el Domaine de la Janasse blanc 2000 mostraba una nariz curiosa en aromas, melocotones, compota de manzana, ligeramente mineral, restos como de chocolate blanco. En boca a mi me resultaba algo maduro y cansino, quizá el alcohol sobresalga un poco y desvirtúe al conjunto. Acidez mediana. Buena persistencia, con postgusto de fruta madura y ciertos toques golosos.
La última propuesta blanca nos devolvía al mismo país de partida, pero en este caso a La Rioja: Marqués de Murrieta Blanco Ygay Reserva 1999 . Color amarillo no muy oscuro, nariz intensa y muy Murrietizada, con abundantes aromas de su paso por la barrica en sus comienzos. El vino necesita tiempo y aire, tiene fruta madura detrás, con aromas de orejones, ligeros frutos secos…entra en boca y está muy vivo, con gran acidez y estructura, con ligeros amargores finales nada molestos. Un chaval. ¡A por más!

En la parte tinta la primera incursión fue en la Borgoña: Roux Pére & Fils Saint Aubin L´Ebaupin 1995. Zona cercana a Chassagne-Montrachet en la Côte de Beaune y con curiosas elaboraciones comunales, nos muestra un vino de rojo ligero, con nariz intensa en anisados, flores y frutillos rojos, hojas secas, no muy compleja pero franca y directa. En boca el vino está para beberlo ya sin muchos más miramientos, de cuerpo medio, acidez correcta, y tanino bien integrado. Final no muy largo. Alguno guardó la copa y dijo que el vino se había venido abajo con demasiada rapidez. No lo sé porque me lo bebí relativamente rápido y fácil y pasé al siguiente.

El Ánima Negra 1998 mallorquín muestra una nariz como se dijo “muy española”, es decir, un tanto dominada por esos factores de la nueva ola vitivinícola, cocos, vainillas de tostados más que medios, fruta negra madura, un poco mermelada …en boca me seduce más, con cierta viveza, tanino algo agresivo todavía y final de buena persistencia. Tiene volumen y buena estructura pero carece un poco de finura y elegancia.

Para terminar la parte de tintos secos abrimos un vino que cumple ahora 30 años, concretamente de la zona de Saint-Estèphe en Burdeos: Cos D´ Estournel 1978. Tomado a ciegas costó acercarse a 30 años atrás porque el vino estaba francamente vivito y coleando. Con buena capa de color, nariz con cositas curiosas, necesitada de aireación intensa, aromas a chocolate negro, trufa, cacao, ciruelas maduras, un fondo mineral sutil, balsámicos, bastante elegante. En boca es vivo, con buena estructura y final medio, no excesivamente profundo no exento de elegancia. Tanino bien integrado, buena acidez y en general todo muy bien puesto en su sitio…para madurarlo todavía más.

Fin del viaje: Jumilla. Gracias al amigo Manolo abrimos un Olivares Dulce Monastrell 2004. Junto a unas onzas de chocolate negro el vino es denso, con aromas a mermelada de ciruela, toques de cacao, especias y aromas licorosos. Aparecen los clásicos higos, orejones y frutilla algo pasificada En boca es sedoso, con acidez media (buen acierto en la temperatura de servicio), con sensaciones de fruta madura y chocolate, buen cuerpo y ligeramente pesado.

Mención aparte merecen el excelente lomo de buey que nos preparó Olaf, así como esa Quiche de Jose, o el Foie de oca, las cocas valencianas, y los canapés, y el lomo, y los quesos, y el jamón…me está empezando a entrar hambre.

Gracias Olaf por abrirnos la puerta de tu guarida, ya sabes que otra cosa no…pero reírnos nos reímos hasta de nuestra sombra. Y mientras tanto, algún vino que otro va apareciendo.

Un saludo
……………………
The Show Must Go On (Queen)