Tras la conferencia de Anne Francoise Adam Blondon en el Foro Mundial del Vino se plantea esta cuestión. Esta señora es la responsable de un grupo de investigación que ha conseguido secuenciar el genoma de la vid. Así, se dispone de una herramienta de gran alcance ante los retos que se avecinan en la viticultura.

Presentó una secuencia con 30.434 genes definidos en la Pinot Noir, logro conseguido tras encadenar y alinear 475 millones de bases genéticas conseguidas a partir de hojas jóvenes.

Según la autora, con el conocimiento del genoma de la vid se podrá a corto plazo saber cuáles son los genes claves en la composición de los azúcares, aromas y ácidos de la uva, o encontrar variedades que estén mejor adapatadas a las nuevas condiciones climáticas. Señaló así mismo que uno de los objetivos del proyecto es conseguir que en 2012 se reduzca un 50% el uso de pesticidas en la vid en territorio galo.

Salieron a colación ciertas reticencias ante estas investigaciones genéticas. Pero como bien apostilló esta investigadora desde mi punto de vista, profundizar en el conocimiento no es contrario con el respeto a las tradiciones y a las mejores prácticas de la viticultura tradicional.

Una ponencia interesante como otras que hubo y de las que daremos cuenta en futuras entregas.

Era medianoche cuando empecé a escribirlo, y me acordé de unos comentarios sobre guitarristas que habíamos tenido en El blog de Manuel Camblor . Les dejo, en honor a esta época del día esta unión entre dos “chavales”. Delicioso…

http://es.youtube.com/watch?v=i5Tiqv4Irjs

Un saludo

…………………………………………

The Show Must Go On (Queen)

Anuncios