En esta ocasión la gente de Vadebacus nos proponía que resaltáramos los “vinos de estas Navidades”. Suelen ser épocas de excesos, grandes comidas, grandes encuentros y a veces grandes vinos. Pues en mi caso debo decir que han sido unas Fiestas bastante tranquilas en lo que a vinos se refiere. Poca cantidad (mucha agua) y si tuviera que resaltar algo sería el Georges Roumier Chambolle-Musigny 1995.
Bastante viveza la que se aprecia en esa botella, con una nariz intensa, con aromas de cerezas rojas, tabaco, matices de chocolate, especias, hojas secas, tierra húmeda. Muy interesante. En boca está todavía muy vivo, con un tanino firme, buena acidez, postgusto sedoso, elegante, seductor, de marcado carácter mineral y afrutado. Buena persistencia.
Un magnífico “village” de uno de los, para mi, más grandes productores de la Borgoña. Totalmente recomendable y tomado plácidamente entre los finales del 2007 y los comienzos del 2008.
Un saludo
…………………………………………….
The Show Must Go On (Queen)
Anuncios