2007 llega a su fin y desde mi punto de vista han sido unos 365 días más que interesantes en lo que al disfrute de vino se refiere. Además, ha sido el año en el que se ha creado este, vuestro, espacio para contar cosillas en torno a varias pasiones que nos unen, una de las cuales es el vino. Y es que esto de la red es vertiginoso.

Ayyy el vino, tanta pasión, tanta discusión, tanto misterio, tanta lucha, tanto cariño, tanto por aprender, tanto por escuchar, tanto por decir, todo tan complicado y a la vez tan sencillo. Una copa de vino, un momento, la abstracción en el ser humano, la naturaleza habla…Decía mi admirado Groucho Marx: Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…” Pues únanle una pequeña copa de un buen vino y disfrútenla con salud. ¡Qué cosas tenía este Groucho!.
Supongo que habrán existido comentarios que he realizado más afortunados que otros, tramas más interesantes y otras dignas de aburrir al más entusiasta, pero siempre lo he intentado hacer desde el buen humor y el respeto, claro está. Si alguien se ha sentido ofendido por algo, pido mis disculpas y que se relaje tomando una copa de lo que cada cual considere buen vino. Y si aún así no se relaja…que visite a su psicoanalista, psicólogo, psiquiatra…o que lea a Groucho. Lo necesita.

Por todo esto que ha sucedido en torno al vino, me apetece hacer un resumen de aquello que he tenido la fortuna de probar y que considero realmente muy interesante y que queda en la retina. Vinos han existido unos cuantos, mejores y peores, tomados en grata compañía (lo que ayuda siempre) o tomados en circunstancias menos afortunadas. Pero ¿qué destacaría de este 2007? ¿Qué vinos me han sorprendido y me han maravillado en este año?

En Enero recuerdo que abrí por primera vez el PX de la serie “La bota de…” que tantas satisfacciones nos ha dado. Sí, el PX de Rojas. No es para mi el mejor PX (el Solera 1830 de Alvear es algo que considero soberbio y que un pelín cayó este año en la presentación de la Guía Peñín entre “tomahawks” que acechaban a mis encías) que he probado pero sí muy recomendable.

Otros vino que destacaría en este primer mes es el Emmerich Knoll Smaragd Loibner Grüner Veltliner 1990

Llega el mes más corto del año y lo que realmente me emocionó fue un Auguste Clape Cornas 1996

En Marzo destacaría la gran visita a Pro-Wein, en Dusseldorf y buenos momentos los ahí vividos en torno a Bründlmayer, Grans-Fassian y demás. Aparte de ello, me resultaron magníficos un Binner Riesling Millesime Royal 1993 y un Contino Reserva 1987

En Abril, una de las joyas que considero en forma de botella de vino: Moscatel Toneles. Mucho se ha hablado ya de este vino y la verdad es que creo que con razón.

Mayo llegó con el evento que organizaba AlmaVinosÚnicos en Burgos y en el que hubo grandes referencias. Me quedo con el Tondonia Blanco Gran Reserva de 1964 y con el Domaine Comte Georges de Vogué Chambolle-Musigny 1999.

Junio no fue muy fructífero.

Julio
es el mes de la manzanilla Las Cañas, también de la serie “La Bota de…” y de un Château Ducru-Becaillou 1997. Me suelen gustar los Ducru y este año ha caído también un demasiado joven 2002. Habrá que descorchar próximamente algo con más tiempo a ver cómo está.

Agosto fue más que interesante pero lo que más destacaría sería:

Didier Dagueneau Pouilly-Fumé Silex 1993

Donnhoff Hermannshöhle Riesling Spätlese Trocken 1994
Domaine Roulot Mersault Les Luchets 1995
Henriques & Henriques Garrafeira Malvasia 1954

Y también ese mes fue el de un viaje a New York, un poco de turismo y a encontrarme con mi buen amigo Manuel Camblor. Tenía ganas de devolverle la visita que nos hizo a Madrid, conocer a sus pequeños, disfrutar del vino con él y su gente y doy fe que fueron dos jornadas magníficas con algunos vinos que perdurarán en mi memoria durante muchos años. Gracias Manuel.

François Pinon Rosé Pétillant Touraine NV

Luneau-Papin Muscadet Sevre&Maine s/lie Le L d´Or 1989
Nikolaihof “Vinothek” 1990
Movia Lunar 2005
Ghislaine Barthod Chambolle-Musigny 1er Cru Aux Beaux Brunds 2000
Franz Hirtzberger Grüner Veltliner Spätlese “Honivogl” 1969

Septiembre vino con algunos vinos de esos que se retienen:

Château Brown blanc 1992

Karl-Ludwig Schmitt Niersteiner Pettenthal Riesling Auslese 1971
Tedeschi Amarone Monte Olmi 1999
Dr. Loosen Ürziger Würzgarten Riesling Auslese 1996

Y Octubre

J. J. Prüm Wehlener Sonnenuhr Riesling Auslese Gold Kap 1983


Maximin Grunhauser Herrenberg Riesling Spätlese 1971

Marquis d’Angerville Volnay 1er Cru “Clos des Ducs” 1972
Château Pape-Clement 1964
Dr. Georges Mugneret Ruchottes-Chambertin 2002

Inolvidable visita a Paternina: destacar los tintos de 1920, 1964 y el blanco semidulce de 1914. Una joya.

Y Noviembre

Château Rayas 1979

Diciembre: fantástico mes

Viña Tondonia Gran Reserva 1970


Rioja Bordón 1970

Weingut Freiherr Zu Knyphausen Hattenheimer Wisselbrumnen Kabinett 1986

Michel Lafargue Volnay “Clos de Chênes” 1978

Chateau Lafite-Rothschild 1973

Viña Tondonia Tinto 1934

Vega Sicilia Reserva Especial “Único” embotellado en 1982

López de Heredia Blanco Cepa-Graves Cuarto Año 1950

Azienda Agrícola Gulfi Carjcanti 2003

Huet Clos de Bourg sec 1973

Taittinger Comtes de Champagne 1989

Salon Blanc de blancs Le mesnil 1985

Dom Perignon 1975

Algunos de estos vinos se los agradezco a Andrés Conde y a su Bodega Cigaleña, por el trato, por lo bien que me he sentido en ese lugar y con esas personas…así como a mis amigos de la Peña El Sarmiento, un grupo de apasionados del vino pero ante todo: amigos.

Vinos interesantes han existido muchos más a lo largo del año, así como muchos que mi única neurona no llega a recordar. Pero si tuviera que hacer una selección me quedo con los propuestos.

Gracias a todos por estar ahí.

Un saludo y ¡¡Feliz 2008!!.

……………………………………………
The Show Must Go On (Queen)

Anuncios