Siento decepcionar a aquellos que entraron ante la curiosidad de encontrar algo erótico tras ese título, o a aquellos seguidores vitivinícolas que relacionaron los “polvos” con las bolsitas de metabisulfito potásico usadas en Enología. Lamento no colmar vuestras espectativas.

En esta ocasión los “polvos” se refieren al tema tratado por Brian May al presentar, a los 60 años de edad, su Tesis sobre ‘Radial Velocities in the Zodiacal Dust Cloud’ ( traducido al castellano como Las velocidades radiales en la nube de polvo zodiacal). Dr. May, si aprueba su Tesis le doy mi más sincera enhorabuena aunque me gustaría indicarle que usted ya se doctoró hace muchos años cuando en compañía del cantante Farrokh Bulsara (conocido como Freddie Mercury), del batería Roger Taylor y del bajista John Deacon crearon una de las bandas de rock más grande que mis pobres tímpanos han podido escuchar: Queen. Corría el año 1973 cuando su primer disco, llamado Queen, vio la luz. En 1991, y tras la muerte de Freddie Mercury por SIDA, Queen dejaba de existir como la banda que conocimos, a pesar de posteriores intentos con el bueno de Paul Rodgers en la parte vocal ( grande también con Free y Bad Company). Según chascarrillos habrá próximamente un nuevo disco de estudio de Queen+Rodgers. Veremos.


Composiciones del señor May como We Will Rock You, Hammer To Fall, Now I´m Here, Tie Your Mother Down creo que tienen el rango suficiente para que la historia musical del siglo XX lo doctore. Sus fans lo hicieron hace tiempo. Y discos como A Night At The Opera (con la sensacional, única e inigualable Bohemian Rhapsody), A Day at the Races, A Kind Of Magic, Innuendo o Live At Wembley 86 (para mi uno de los mejores discos en directo jamás grabados) les han llevado al Olimpo musical.

La última vez que pude ver a May fue en solitario en la sala Macumba madrileña junto a la estación de trenes de Chamartín. Recuerdo que, por motivos de contratos y ya que esa sala es una discoteca que tenía que abrir a otro tipo de público, el concierto tuvo que acabar antes de lo previsto. Pero quedó buen sabor de boca.

Y así, Baba O´Wines cierra una temporada el blog por vacaciones. Espera la Gran Manzana Neoyorkina, en donde espero encontrarme con un buen amigo de avatares vitivinícolas: Manuel Camblor. Espero volver para contarlo.

Un saludo

——————————————————————————————-
The Show Must Go On (Queen)…Hoy con más reconocimiento que nunca.





Anuncios